Cómo decorar una habitación pequeña

Las habitaciones pequeñas son difíciles de decorar, pero es algo posible. Lo único que debes hacer es apostar por un estilo minimalista, usar colores que proporcionen amplitud y usar una cama de baja altura para aumentar la circulación del aire

decorar habitación pequeña

Un gran desafío para mucha gente es tener que decorar las habitaciones pequeñas de la casa. Con un espacio grande es muy sencillo por tener más sitio, pero en lugares pequeños tenemos que tener una gran imaginación. 

Afortunadamente, decorar una habitación pequeña tiene sus ventajas y con un poco de imaginación se puede decorar a la perfección. Hoy aprenderemos cómo hacerlo fácilmente. 

Consejos para decorar una habitación pequeña

Aunque las habitaciones pequeñas sean más difíciles de decorar, tienen una gran ventaja respecto a las grandes. Esa ventaja es que es más fácil lograr que sea una habitación cálida y coqueta, ya que a veces las habitaciones grandes pueden ser demasiado frías debido al vacío que hay. Esto se puede aprovechar para crear un lugar de descanso único, sin estrés. 

Eso sí, eso no quiere decir que lo tengas que llenar de objetos. Es más, en una habitación pequeña es mejor recurrir a una decoración minimalista, es decir, con poca cosa. Simplemente ten lo que necesitas, sin muchos adornos ni florituras. 

Si el espacio queda demasiado frío, siempre puedes usar un objeto de decoración llamativo, pero solamente uno. Este objeto será el centro de la habitación y puede ser cualquier cosa, como una lámpara, un peluche o un retrato enorme. 

Lo mejor es usar solamente ese objetivo decorativo y tener la habitación limpia, con una cama con pocos objetos y una mesa limpia y de pequeño tamaño. En este caso, cuanto más simple, mejor. 

En cuanto al color de la pared, funcionan mejor los colores suaves de tonos claros. El color blanco es el aliado del espacio y le dará más luminosidad y amplitud a la estancia. También puedes apostar por colores ligeramente cálidos y luces de ese mismo tipo, algo que hará que la habitación sea más cálida y acogedora. Otro truco es usar espejos, aunque no uses demasiados por lo del espacio. Un buen truco es que el armario de la habitación tenga puerta de espejo, ya que tendrás así dos cosas en uno. 

Finalmente, hablaremos de la cama, ya que es la pieza más importante de un dormitorio. Si distribuyes bien el espacio, vas a poder tener una cama de matrimonio perfectamente pese al pequeño tamaño del cuarto. Eso sí, es mejor que la cama tenga poca altura, es decir, que sea baja. Eso aumentará el espacio vertical, aumentará la circulación del aire y acabará con la sensación de agobio que suelen dar los cuartos pequeños. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...