Cómo escoger la puerta de entrada perfecta

La puerta de entrada a nuestra casa nos debe proteger, pero también debe ir acorde a la decoración de nuestro hogar. Por ejemplo, un hogar minimalista suele tener la puerta blancas, mientras que un hogar industrial suele tenerla con acabados metálicos

Puerta de entrada ideal

Muchas personas cometen un error crucial que marca la diferencia. A pesar de gastar mucho dinero en decorar su casa, a veces se olvidan de la puerta de casa, un elemento infravalorado, pero muy importante.

La puerta de entrada es lo primero y lo último que vemos al entrar a una casa, así que es algo que se queda en nuestra memoria. En realidad, una puerta de casa poco atractiva puede mandar al traste todo tu esfuerzo para decorar la casa, así que hoy aprenderemos cómo elegir la puerta perfecta.

Consejos para elegir puerta de entrada

En primer lugar, es importante que la puerta sea funcional y segura. No te limites a la decoración, así que deberías instalar una puerta blindada que te proteja de los ladrones. Es más, hay veces que estas puertas son bonitas, como por ejemplo las que se ven en el estilo industrial, las cuales suelen ser puertas de hierro de colores oscuros.

Lo bueno de las puertas blindadas es que se pueden revestir del material que quieras y luego pintarlo. Por ejemplo, si tu casa tiene un estilo nórdico, puedes escoger una puerta que sea totalmente blanca, una combinación perfecta si hemos apostado por un recibidor del mismo color. Aportará luminosidad y mucha elegancia.

Si eres una persona más enérgica, deberías decorar la puerta acorde a tu personalidad. En estos casos, podrás usar colores más llamativos como el azul o el rojo, siendo colores muy enérgicos que llamarán mucho la atención de las visitas.

En el caso de que tu casa tenga estilo vintage, deberías usar una puerta revestida de madera. Por suerte, hay muchas opciones para mostrar una puerta vieja por fuera y robusta por dentro, pudiendo usar elementos como pintura envejecida o decapada.

Eso sí, no sirve de nada tener una puerta decorada si el recibidor no está decorado de una forma parecida. Por ejemplo, las puertas minimalistas deben ir acompañadas de un recibidor sobrio, con pocos objetos y colores claros. Además, la pared debe combinar con la puerta de entrada, excepto si estás en un estilo extravagante donde lo que se busca es el contraste.

Finalmente, apuesta por un recibidor que sea lo más funcional posible. Si tu casa tiene poco espacio, puedes colocar ganchos y estanterías que te faciliten la tarea. Eso sí, si estás en un hogar espacioso, colocar pocos objetos puede darle mayor elegancia al recibidor y hacer que haya más amplitud. En cualquier caso, no temas a la experimentación, ya que es la que te hará descubrir cual es el estilo que más te va.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...