Cómo hacer que el baño se vea más grande

Cuando los baños son pequeños uno puede recurrir a algunos trucos que contribuyen a incrementar el espacio del mismo. La luz, los colores y los muebles son puntos esenciales para este propósito de conseguir que el baño se vea más grande de lo que realmente es.

Consejos para que el baño parezca más grande

Uno de los mayores inconvenientes de los baños es su tamaño reducido. El poco espacio disponible hace que uno tenga que poner la atención en los colores de las paredes, en los muebles, en los objetos y en la ducha misma.

En este marco, hay que procurar ganar espacio de diversas formas, produciendo que el ambiente del baño se vea más grande de lo que realmente es. Y si logramos ello, este lugar en el que pasamos mucho tiempo se podrá ver más bonito y espacioso.

Pues bien, ¿Cómo lo hacemos? Simple, con algunos trucos de luz e implementando un estilo minimalista.

La luz es un factor esencial para agrandar el baño. Es necesario mucha luz, y si es natural mucho mejor. La existencia de una importante luminosidad provoca la sensación de amplitud, lo cual es fundamental para el propósito que estamos persiguiendo. En caso de que no contemos con luz natural, lo recomendado es optar por luz artificial de perfil bajo.

Otro punto a considerar respecto la iluminación en el baño es jugar con la colocación de las lámparas y las luces. El lugar en donde se ubique la luz también contribuye a la ampliación del baño.

Por otro lado, los colores en el baño también son otro factor importante. No se deben utilizar los colores oscuros, ya que éstos reducen el tamaño logrando el efecto contrario. En este punto hay que recurrir a los colores blancos y tonos pasteles, tanto en las paredes como en los muebles.

Asimismo, no hay que llenar el baño de muebles. Al contrario, el estilo minimalista es el más adecuado para decorar el baño. Lo mejor es colocar muebles y sanitarios pequeños, con el menor fondo posible, y aplicar la regla de que “lo menos es más”.

Para concluir, nunca debe faltar el orden. Si dejamos las toallas en cualquier sitio, los objetos personales desparramados por la pileta y demás, se produce un efecto negativo contrarrestando la amplitud del cuarto del baño. Con lo cual, hay que acostumbrarse a dejar siempre todo en el lugar indicado, y en caso de que tengan muchos objetos (hebillas, maquina de afeitar, pinturas, etc.) una buena opción es colocar todo en canastas de mimbres, que son muy practicas y contribuyen al orden buscado.

Vía | 20 Minutos
Foto | Prinsotel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...