¿Cómo montar una oficina en casa?

Los trabajos a distancia están en pleno auge. Únete a esta modalidad de empleo equipando un lugar en tu vivienda, lejos de distracciones que mengüen tu productividad.

Como montar una oficina en casa

Para laborar desde la comodidad de tu hogar, necesitas contar con unas condiciones básicas. Y no se trata sólo de funcionalidad y comodidad, sino de una serie de aspectos que te ayuden a alejar los agentes distractores, como las constantes idas a la nevera, por ejemplo, las pausas para revisar el teléfono o ver la televisión, y las charlas con familiares. Ten presente que para aprovechar la flexibilidad de horarios y el ahorro de tiempo, será fundamental una buena organización. Entérate de todos los pormenores acá.

Tips básicos para acondicionar una oficina en casa

Sólo algunos pueden disponer de un espacio que funcione netamente como oficina. La gran mayoría adapta un lugar en el cuarto, en la sala o en un rincón debajo de la escalera. Sea cual sea tu caso, aprende las particulares esenciales para potenciar tu productividad.

  • Busca un sitio alejado del tránsito y las interrupciones frecuentes. Descarta áreas cercanas a los pasillos. Comprueba que goces de iluminación natural, estantes o repisas para almacenar tus enseres. Incorpora luces LED para el trabajo nocturno.
  • Personaliza tu espacio laboral. Dale la relevancia que tiene. Entre más a gusto te sientas más llevadera y fácil resultará la jornada. Puedes hacerlo con fotos de tus seres queridos o mascotas, así como con frases que te inspiren a dar lo máximo de ti.
  • Opta por papelería tan vistosa como original. Estos elementos te ayudarán a demarcar la zona de trabajo.
  • La silla tiene un rol crucial, pues pasarás la mayor parte del tiempo en ella. Busca la más cómoda y ergonómica. Su cercanía con ventanales garantizará un empuje de energía y vitaminas.
  • Anaqueles para tener todo al alcance. Aquellos objetos de uso esporádico estarán a buen resguardo en cajas, dentro de la misma habitación.
  • Colgar un reloj en la pared más visible. De esta manera, te acordarás de tomar breves pausas que te permitan estirarte y prevenir dolencias en la espalda. Descansar la vista del ordenador, tomar agua o preparar un café te permitirán conservar el ritmo sin degenerar tu salud. ¡No lo olvides!

Funcionalidad y estilo para tu área de trabajo

No tienes por qué conformarte con artículos aburridos y trillados para tu oficina. Escaparte del “molde” hará más dinámicas las tareas. Puedes elegir mobiliario blanco lacado, hecho en madero o fibras naturales, e intercalar con piezas de tonos alegres y vibrantes. Incluso puedes mezclar texturas y diseños. No olvides añadir un toque de vida con alguna planta. Son altamente recomendadas porque maximizan tu desempeño, mientras añaden frescura a la estancia.

El “bonus” lo integran carpetas archivadoras, lapiceros, una bandeja para apilar recibos y facturas, una papelera, una impresora y los equipos tecnológicos que puedas requerir para el desempeño de tus funciones. Si recibes clientes, añade un pequeño sofá y una mesa de centro. Si las dimensiones te lo permiten, adapta una biblioteca.

Hay otros aspectos que dependerán exclusivamente de ti. Por ejemplo, WiFi o cable, laptop u ordenador de escritorio, cornetas, auriculares y más. Sin embargo, con esta guía práctica contarás con una oficina en casa 100% funcional y adaptada a las mínimas exigencias del mundo profesional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...