¿Cómo te ayuda la luz a dar mayor vida a tu casa?

La apariencia de una estancia dependerá, en gran medida, de la iluminación. Guirnaldas, bombillas y otros recursos se pueden emplear para embellecer, dar sensación de amplitud y mucho más.

Cómo usar la luz para darle vida a la casa

Fuente: www.delikatissen.com en Pinterest

Una vivienda sin una buena iluminación lucirá sombría y triste. Por otro lado, si se exagera con su uso o no se emplea de la forma correcta, se puede crear un espacio impersonal o resaltar los defectos. La luz ayuda a darle vida a la casa, pero es necesario conocer los diferentes tipos y la manera de aplicarla.

Lo primero a lo que debes prestar atención es a las bombillas. Éstas pueden ser de luz cálida o fría. La cálida es de temperatura alta y tiene un color amarillento. Su uso aporta a los ambientes intimidad y romanticismo. La fría es de tono blanco y su empleo da a los espacios amplitud y modernidad. Una ventaja adicional de este tipo de bombillos es que ahorran energía y duran mucho más tiempo.

Lo siguiente a evaluar es la manera en la queremos proyectar la iluminación. Ésta puede ser general, puntual o direccional. La general otorga claridad a todo el ambiente desde un único punto. Por ejemplo, las grandes lámparas que cuelgan del techo desde el centro de un salón. Las puntuales solo dan luz a un solo rincón o área de interés y las direccionales son aquellas que van dirigidas a ciertos objetos, generalmente cuadros o esculturas.

Cómo dar vida a la casa con ayuda de la luz

Es posible usar los tres tipos de proyección de luz en un salón. Por ejemplo, si el recibidor es amplio, una luz general no será suficiente. Siempre quedarán rincones sombríos. Una forma de aprovecharlos es colocar una mesa en una esquina (acompañada de un sillón) y sobre ella una lámpara con pantalla y luz blanca que servirá para la lectura. Si tenemos piezas de arte, pueden instalarse focos dirigibles para proyectar una luz tenue sobre cada elemento.

Los reguladores de intensidad para la luz de ambiente también son efectivos. Con ellos podemos controlar la potencia de las bombillas y adecuarlas al efecto que queramos lograr. Una idea fabulosa es usarlos en el comedor, así si queremos realizar una cena romántica bajamos la intensidad y sobre la mesa colocamos velas que aportarán delicadeza, elegancia y sensualidad.

La luz blanca general podemos emplearla en espacios de trabajo. En la cocina y el estudio también resulta ideal, pues da sensación de amplitud y otorgan la visibilidad requerida. Una recomendación para darle un toque decorativo y moderno es colocar guirnaldas, con bombillos pequeños, en la cocina. Se deben fijar en línea recta bajo los armarios aéreos. En el estudio pueden enmarcar un corcho fijado en la pared donde colocar las notas y asuntos pendientes.

Tecnología en el hogar

Las luces led y las halógenas cada día ganan más preponderancia en la decoración de interiores. Se pueden usar en los baños. Los platos de ducha que se fijan desde el techo cobran una especial belleza cuando se le añade este tipo de luminarias. En cuanto a la general, las blancas siempre funcionarán mejor en los sanitarios. En el espejo del baño podemos potenciar la iluminación con focos direccionales.

En cuanto al diseño de las lámparas, ten en cuenta que las de metal o de tipo industrial combinan perfecto con las áreas minimalistas o modernas. Para los patios, jardines o terrazas, los faroles antiguos dan un toque vintage muy chic. No desaproveches este recurso. Considera estos consejos para la iluminación adecuada en cualquier parte de la casa. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...