Con esta cinta adhesiva puedes decorar lo que quieras

El washi tape es un invento de los japoneses que resulta perfecto para darle vida a las paredes y objetos. Sus colores y estampados son tan variados como los adornos que se pueden lograr.

Usa el washi tape para decorar lo que quieras

La ambientación del hogar u oficina no tiene que estar necesariamente en manos de un experto. Mucho menos cuando la tarea resulta fácil, divertida y económica. ¿Parece mentira?, pues no lo es.

Hace algún tiempo llegó al mercado occidental un aliado decorativo, proveniente de Japón, muy usado por los interioristas. Se trata del washi tape, una cinta adhesiva que se fabrica con papel de arroz, y viene de diferentes grosores, diseños y colores.

El washi tape se adapta a todo

Los estampados del washi tape son maravillosos y se adaptan a diversos estilos. Sólo hay que poner la creatividad a volar para dar personalidad y hermosura al sitio o pieza que se desee adornar.  Acá algunas ideas sobre cómo emplearlo. Se requiere una regla, lápices, cinta para medir y un pulso firme.

En las paredes

Una de las formas más sencillas de utilizarlo, es como marco de fotos y pinturas que se cuelguen en la pared. Basta con dibujar una línea guía alrededor de la gráfica (ya sujeta a la superficie), y pegar el washi tape. Para variar, prueba usando cinta de varios tonos y creando un marco doble. También puedes hacer uno muy grueso, empleando trozos del adhesivo.

Una alternativa genial es elaborar figuras geométricas para resaltar una pieza. Por ejemplo, crea un triángulo de techo a suelo detrás del sofá de la sala de estar o como cabecero de la cama. Si el espacio es informal, podrías aplicar distintos matices e intercalarlos unos a otros. ¡Espectacular!

Un diseño sobrio y elegante resulta al mezclar blanco y negro. Para dar personalidad a un muro blanco, construye pequeñas cruces con washi tape negro mate o brillante, y distribúyelas por toda la superficie. Si quedan alineadas se verá más sobrio. Eso sí, procura que todas las crucecillas sean del mismo tamaño, para que parezca el estampado de una tela.

Si tienes más habilidades manuales o consigues ayuda de alguien con destrezas para el dibujo, puedes hacer paisajes, edificios y siluetas a partir de líneas rectas que podrás cubrir con las cintas adhesivas. Parecerán vinilos. Puedes ubicarlos detrás de la cama o en una pared que destaque en el cuarto de los niños.

En determinadas piezas

Con el washi tape japonés podrás revitalizar objetos que han perdido su gracia y belleza natural.  Por ejemplo, si tienes macetas unicolores, puedes pegarles en la orilla superior una cinta de lunares o tipo arcoiris. Así darás luz a tu jardín o mesa de centro, y tu planta resaltará.

Los frascos para las especias también los puedes revitalizar con washi tape, así como tu vajilla, florero, servilletero y demás. Los percheros de madera para colgar la ropa se ven lindo forrados con este papel. Pon un poco en el teclado del ordenador, los portalápices, el archivero, los cajones o en el forro del móvil. ¡Que la imaginación no tenga límites!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...