Consejos para decorar un cuarto de estudio

Descubre los mejores consejos prácticos para decorar el cuarto de estudio

Consejos para decorar un cuarto de estudio

En pleno Siglo XXI, debido en gran parte al auge de las nuevas tecnologías, el teletrabajo es una modalidad por la que se decantan cada vez más personas. Si tú eres una de ellas, te encantará tener en casa tu propio cuarto de estudio. A la hora de pensar en su decoración, es importante crear un espacio tranquilo y relajado, que invite a la concentración. Si realmente quieres ser productivo en tu trabajo, presta atención a todos los consejos que te presentamos para decorar un cuarto de estudio.

Colores

Del mismo modo que a la hora de decorar cualquier otro espacio del hogar, lo primero y más importante es pensar en los colores. Para crear un ambiente relajado, en el que te resulte fácil concentrarte, evita los colores intensos o llamativos, aunque ahora están muy de moda. Apuesta por tonos suaves y neutros, como el blanco o el beige. También puedes animarte con los tonos neutros, como el rosa cuarzo o el azul pálido, por ejemplo.

Muebles

Sobre los muebles que necesitas para el cuarto de estudio, no abarrotes esta estancia en exceso. Es suficiente con los muebles básicos: escritorio, silla de oficina, estantería y archivador. Lo ideal es elegir pocos muebles, pero que sean grandes y cuenten con varios espacios en los que puedas almacenar todas tus cosas.

Iluminación

La iluminación es muy importante en el ámbito decorativo, y más en un cuarto en el que vas a dedicarte a trabajar a distancia. Debes hacer todo lo posible porque entre la máxima luz natural posible por la ventana, así que instala un estor de lino o algodón en color blanco.

Respecto a la iluminación artificial, instala una lámpara de techo que ilumine de forma general la estancia. Además, necesitarás una lámpara de escritorio para la mesa. Si en el cuarto de estudio tienes tu propio rincón de lectura, una lámpara de pie es la más adecuada para esta zona.

Organización

La organización es clave en este espacio. Debes prestar especial atención al orden no solo para reducir distracciones, sino también para que puedas enfocarte mucho mejor en tu trabajo. Por lo tanto, ten un lugar para cada cosa: un cajón para los documentos, un estante para los libros, un cubo para la basura… Para el material de escritorio, como bolígrafos o grapadoras, las cestas y cajas son de gran ayuda. No te olvides de etiquetar cada una de ellas para saber lo que hay en su interior.

Distribución

Por supuesto, la distribución de todos los muebles es un factor que debes tener muy en cuenta. Si quieres disfrutar al máximo de la luz natural puedes colocar la mesa de escritorio justo debajo de la ventana. En cuanto a la estantería, tiene que ir colocada en una de las paredes.

Rincón de lectura

Si el cuarto de estudio es amplio y el espacio te lo permite, puedes crear tu propio rincón de lectura. Tan solo necesitas una butaca cómoda y una estantería para los libros. Te vendrá muy bien para desconectar durante la jornada de trabajo.

Elementos decorativos

Aunque el cuarto de estudio cumple un papel puramente funcional, no hay que dejar de lado la estética. Por lo tanto, si eliges los muebles y las paredes en colores claros, puedes darle un toque de color a través de elementos decorativos. Por ejemplo, las plantas son una opción estupenda ya que transmiten frescor y te ayudan a conectar con la naturaleza.

En cuanto a la alfombra, además de aislar térmica y acústicamente la estancia, aporta color al espacio. Puedes elegir una alfombra con un estampado bonito para colocar debajo de la mesa del escritorio.

Darle tu propio toque personal a esta habitación puede ayudarte a crear un ambiente mucho más agradable, en el que realmente te sientas a gusto. Pero no debes cometer el error de sobrecargar el cuarto de estudio ya que puede resultar contraproducente.

Teniendo en cuenta estos consejos prácticos, te resultará sencillo decorar el cuarto de estudio y así conseguir ser 100% productivo durante tu jornada laboral.

A la hora de decorar una habitación para trabajar, uno de los aspectos que más debes tener en cuenta es la funcionalidad. Está muy bien que el cuarto sea bonito, pero si no es cómodo y funcional para trabajar, no te servirá de nada. Por lo tanto, debes evitar todo aquello que pueda distraerte.

Tal y como su propio nombre indica, es un cuarto de estudio, así que solo debes utilizar esta estancia para trabajar o leer en tu rincón de lectura. Nada de convertirlo en la habitación de juegos de los niños por la tarde o en la sala de cine para ver una película con tus amigos los fines de semana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...