Construir una sala de cine en casa

Podemos tener un cine en casa de dos maneras: o con un buen equipo técnico, que te permite transformar tu comedor en un cine (la pantalla no tiene que verse, se desenrolla y se enrolla en segundos), o montar una estancia de la casa como sala de cine. Con paneles insonorizados, con moqueta para oscurecer y evitar que el sonido se distorsione, y con el equipo técnico siempre preparado para utilizarse.

Para montar un cine en casa, lo primero es tener en cuenta de qué espacio disponemos, porque lo que está claro es que puedes montar una sala entera para tener tu propio cine en casa o puedes transformar un comedor o una sala en un cine en pocos minutos. La cuestión es la misma de siempre: ¿De qué presupuesto disponemos? ¿Cuánto tiempo nos va a llevar poner una sala especial de cine en casa?

Un cine en casa es todo un lujo.


En el caso de querer preparar una sala especial sólo para cine, sería recomendable hacerlo en una planta que usemos como gimnasio o en el mismo garaje. Acondicionarlo llevará tiempo y dinero, claro que si es nuestra ilusión, vale la pena el esfuerzo. Hay que tener muy clara la situación del tema del cableado. Es lo primero decidir tomas y enchufes y si se va a utilizar todo el espacio o solo una parte de la estancia para dividir los espacios. Si es una habitación, hay que insonorizarla bien.

Lo siguiente sería solucionar el tema de las paredes. Lo mejor sería buscar paneles para insonorizar acústicamente la sala. Hay muchos modelos en el mercado, y debemos escoger el que más se amolde a nuestro bolsillo y que sea más fácil de instalar. En cuanto a los cables, deberíamos ponerlos de forma que si alguno falla podamos resolver cualquier problema. Por ejemplo, se podrían poner regletas.

Por otro lado, y una vez hayas insonorizado, ten en cuenta que se suele forrar la sala con moqueta para oscurecerla y evitar que el sonido se distorsione. En cualquier caso, es mejor madera para evitar estar siempre limpiando la moqueta, además de que será más acogedo. Ten en cuenta, por eso, que no refleje la luz de la pantalla. Sea como sea, forrar la sala depende de cada uno: hay quien pone todo de madera y solo el techo de moqueta, o todo de moqueta, o todo de madera. Por supuesto, luego debemos introducir todo el equipo técnico como la pantalla, los altavoces, el reproductor de cine (DVD, Blu-ray, etc.) y unos buenos sillones donde acomodarse.

Pero en el caso que no dispongamos ni de tiempo, ni de dinero, ni de espacio, hay otras soluciones. Por ejemplo, hacerse con un buen equipo de cine en casa, como hemos dicho antes: sonido digital, un reproductor de DVD y blu-ray, y una buena pantalla instalada en una pared frontal, delante de sillones o del sofá, y que tenga espacio para abrirse (la pantalla no tiene que verse normalmente, se desenrolla y se enrolla en segundos). Por supuesto, todo ello rematado con un buen proyector. Con todo esto, puedes montar fácilmente un cine en casa. Y aunque no sea como la sala especial ‘solo para cine’, es un buen apaño para disfrutar de tus películas sentado en el sillón de tu casa.

Foto por chunkysalsa en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...