Los cuadros escoceses son tendencia en el hogar

Desde hace ya unos años, los diseñadores de moda se han afanado por reinventar el tradicional tartán escocés y acercarlo a un público más amplio, utilizando materiales distintos y colores innovadores aplicados a la ropa de calle. Ahora, este estampado traspasa la moda para adentrarse en un nuevo e inexplorado terreno: nuestros hogares. Y es que esta tela, muy relacionada con los colores verde, rojo y azul en sus variaciones más clásicas, ha sabido modernizarse para adoptar cualquier tono y, de este modo, adaptarse a cualquiera de las estancias que deseemos. Eso sí, con algunos consejos básicos que no se pueden eludir.

Utiliza los cuadros escoceses en tonos menos clásicos y más estridentes.

Pese a que tradicionalmente había predominado el blanco como fondo de estas telas, y el negro para trazar los cuadros, lo cierto es que a día de hoy en el mercado puedes encontrar infinidad de estampados: en tonos azules, morados, naranjas e incluso rosas. Como vemos, una gran paleta de colores para adaptarse a todo tipo de hogares y estancias, imprimiendo de este modo un toque tradicional o rompedor dependiendo del carácter de cada uno y de cómo se combinen los tonos.

Los cuadros escoceses pueden ser el elemento principal de decoración de una habitación concreta dependiendo dónde los coloquemos. Tú decides: a lo grande o de manera minimalista. Si es a lo grande, por ejemplo, puedes tapizar una pared entera con estos cuadros en tonos no demasiado oscuros, le darás un toque de lo más original. Tampoco olvidemos la tapicería de sofás y sillones, así como las cortinas, que también puede ser una opción viable. Si, por el contrario, deseas tan solo unos pequeños detalles, puedes utilizarlo en colchas, alfombras, sillas, cojines, manteles auxiliares o pequeñas pinturas. En cuanto a los cuadros, los hay para todos los gustos.

Una opción para no equivocarnos es la de confeccionar nosotros mismos los complementos de cuadros escoceses. De hecho, existen diversas tiendas especializadas en telas donde buscar los estampados que aquí te proponemos. Como consejo te diremos que huyas de los tradicionales verdes, tojos y azules, apostando por colores como el amarillo o el rosa cálido, mucho más modernos que clásico azul real o la mezcla de colores verde y roja.

Los cuadros escoceses te podrán gustar más o menos, pero no hay duda de que son una de las opciones más elegantes y cálidas para este otoño que nos llega.

Foto por † Jimmy MacDonald † en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...