Dale un concepto abierto a la ambientación de tu hogar

Los espacios integrados siguen estando en tendencia, pero para que luzcan más hermosos, es importante delimitarlos. Estos recursos te ayudarán a dividirlos sin paredes.

Decorar espacios abiertos

Si quieres darle claridad y amplitud a tu casa, opta por abrir los espacios, incrementar la iluminación y elegir tonos neutros para las paredes. Unir la sala con el comedor, por ejemplo, es una excelente estrategia para hacer que la vivienda luzca más cómoda y grande.

El concepto abierto lleva muchos años en tendencia, no sólo por el confort que brinda, sino también por sus numerosas posibilidades de decoración. El secreto para mantener la armonía y crear efectos de lujo, es conectar las estancias entre sí.

Un buen consejo para ello es seleccionar materiales, matices o elementos que puedan tener presencia en las diversas áreas, sin que luzcan recargados, desordenados o repetitivos. Puedes lograr una secuencia visual disponiendo accesorios de los mismos tonos en las zonas que se comunican.

Puede ser un cojín rojo en el salón principal y un jarrón del mismo color para la mesa del comedor. Otra idea es hacer que el esmalte se repita en varios muros, buscando siempre la uniformidad. Puedes partir de un tono base como beige o blanco y, a partir de allí, combinar.

Espacios abiertos pero armoniosos

Aunque las habitaciones se enlacen, es importante que logres diferenciar unas de otras. A falta de paredes, una alfombra será ideal. Considera el sitio donde la ubicarás y el tránsito que habrá. Por ejemplo, en el comedor necesitarás una duradera, resistente y de un color que no se destiña.

En el recibidor inclínate por alternativas con mayor delicadeza y suavidad, para darle calidez. Respecto a las luminarias, distribúyelas por los diferentes espacios tomando en cuenta las peculiaridades de cada uno. Inclínate por el ojo de buey, pues su sofisticación es innegable.

Las puertas corredizas de vidrio se están llevando mucho para dividir salones y terrazas, pues permiten mantener la visual. A simple vista parecerán la misma estancia, pero cada una tendrá su privacidad. Aunque son una alternativa costosa, valen mucho la pena.

Un sofá circular, una planta, o un multimueble también pueden funcionar para dividir zonas específicas, sin necesidad de paredes. Ahora, si quieres algo determinante, puedes añadir apliques en el techo o darle altura a una parte del piso. El escalón que resultará de ese trabajo, será el componente diferenciador.

¡Qué los ruidos y los olores no sean una molestia!

Cuando se plantean decoraciones con concepto abierto, una opción muy recurrente es la unión de la cocina con el comedor. Delimitadas por una pequeña isla, lucen realmente hermosas. Sin embargo, debes procurar que los olores o los ruidos se mantengan donde deben estar.

Un buen recurso para esto, son las campanas extractores. A la hora de comprarla, multiplica la cantidad de mt2 de la cocina por su altitud. Luego, multiplica ese resultado por 12. Eso te ayudará a dar con la capacidad justa. Si el presupuesto te alcanza, busca una silenciosa, que absorba el humo.

La decoración como norte

Bien dicen que la funcionalidad de las estancias no debe sacrificarse por nada, pero si algo debes tener presente, es la decoración. Cuando se piensa en renovar espacios no se puede descuidar la estética. Para que conjugues ambos aspectos, prefiere cuadros grandes, que sean foco de atención, incorpora textiles o lámparas.

Trabaja basado en tu estilo. Materiales como el acero inoxidable, la madera y la porcelana son muy empleados para embellecer todo tipo de habitaciones. Se adaptan a casi todo tipo de mobiliario. No importa qué tan abierta o cerrada sea tu vivienda, intenta siempre mantener el buen gusto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...