Decoración retro

El estilo retro es uno tipo de decoración muy elegido por las personas. En este post, realizamos un repaso por los colores, los muebles, las texturas y los objetivos de este tipo de decoración que se ha convertido en tendencia.

Dicen que en lo que refiere a moda todo vuelve. En este contexto, la decoración no es la excepción y el estilo retro –cada vez más utilizado– es muestra de ello. Con un aire plagado de nostalgia y vestido de antaño, este estilo se transformó en una tendencia que ha ganado mucha fuerza y que ha sabido establecerse entre los gustos de las personas. ¿Cómo hacer para vestir nuestro hogar de esa forma? Veamos…

Decoración retro

Lo primero que debemos decir con respecto a este estilo es que los tonos utilizados deben de ser neutros y nada extravagantes, ya que una de las características fundamental de este tipo de decoración es su tradicionalidad y ortodoxia. De esta forma, los colores blanco, negro y gris son las opciones más adecuadas, ya que sugieren un ambiente sobrio y cuidado. Además, el beige y el café en las cortinas, tapetes y muebles son también una buena opción.

En el caso particular de los sofás, estos deben ser de corte recto y, preferentemente, en materiales de época, como aquellos de patas de madera, largas de preferencia y delgadas. En materia de textura, lo ideal es utilizar el terciopelo y algo de cuero.

Por su parte, los tapetes y alfombras forman parte integral del conjunto vintage. En este caso, la mejor opción es elegir aquellas de fibra gruesa para el centro y algunas pequeñas para los otros sectores del hogar. En este sentido, cabe destacar que el objetivo es que el decorado cuente con elementos que brinden equilibrio y poca exageración.

En lo que refiere a los muros y las paredes, están deben ir en tonos bajos, acompañados con algunos retratos y cuadros que complementen la decoración. En el caso de las repisas, lo mejor es dejarlas para otras habitaciones, sin embargo, para aquellos que desean o necesitan colocarlas, pueden incluir una o dos, aunque es recomendable no más de esa cantidad.

Por su puesto, las cortinas también deben integrarse de manera perfecta con el cuadro general. Para eso, el material utilizado debe de ser ligero y nada pretencioso, para así evitar romper con el estilo general del espacio. Para conseguir una visual bien impactante, podemos colocar algunas galerías en madera o metal envejecido.

De esta forma, con estos pequeños detalles conseguiremos que nuestro hogar se encuentre vestido con el estilo retro, ofreciendo un aire sobrio y bien cuidado.

Vía│Espacio Living
Foto│Coco Kelley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...