Convierte tu casa en un espacio Zen

El estilo Zen se caracteriza por lograr ambientes cargados de Armonía y el equilibrio. Proveniente del oriente, el este estilo se ha ganado un lugar muy importante en la decoración contemporánea. Si lo que quieres es convertir tu casa en un espacio Zen, a continuación podremos conocer todos los secretos.

Relax, armonía, paz, equilibrio. ¿Es eso lo que buscas para tu hogar? Pues todo se resume en una única palabra: Zen. Desde hace un tiempo a esta parte, la decoración Zen se ha convertido en una tendencia muy utilizada y optada por todos aquellos que buscan transformar su casa en un lugar armónico.

Decoración Zen

Fue a principios del siglo XX que esta tendencia comenzó a aparecer en Europa por intermedio de costumbres y prácticas muy establecidas en Oriente. El Zen es una forma de vida que se caracterizada por la armonía y el equilibrio, cuyo origen aparece en el budismo, pero que sin embargo ha logrado que su mensaje traspase las fronteras de los sistemas, ideologías, razas o culturas, alcanzando a penetrar hasta el los más pequeños aspectos de la vida cotidiana, como en este caso puede ser la decoración de un hogar.

En este aspecto es importante conocer que el primer aspecto fundamental al momento de decorar una casa con estilo zen es evitar todo tipo de convencionalismos. Con esto presente, lo siguiente será conocer los colores que podemos utilizar al momento de la decoración. De esta manera, los colores más prevalecientes deben ser los tonos neutros como el blanco y la gama de colores que van del ocre al beige.

Pasemos a los materiales. En este apartado la tendencia es la utilización de madera natural para los muebles que ocuparán los ambientes, los cuales deben a su vez ser simples en sus líneas de diseño. Nada de curvas o barroquismos, más bien optaremos siempre por las rectas que invitan al orden por fuera y por dentro. La idea es lograr ambientes bien confortables, optando por la sobriedad y el pragmatismo.

En el caso particular de cocinas y baños, en la primera de ellas la formica blanca es la elección perfecta. En el caso del baño, debemos evitar los elementos superfluos, para ello una buena idea es sustituir el azulejo tradicional por piedra.

Otro aspecto importante es la iluminación. Como lo que buscamos es suavidad y sensualidad, utilizaremos luz indirecta. A esto lo acompañaremos con el uso de aromas suaves.

En cuanto a los objetos que utilicemos para decorar, los mismos deben estar bien elegidos, optando, por ejemplo, por jarrones de cristal, botella rellena de paja, cuadros de marco negro fino con motivos geométricos, etc. Debemos tener en cuenta que no es necesario llenar los ambientes con objetos decorativos, incluso no estará nada mal dejar la pared desnuda si la pintura es degradada.

Fuente: Decoracion
Foto: Decoracion Zen por Inmobiliaria Tha en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...