Decorando con tostadas de pan de molde

Inés Cancio y Carol Sánchez son las diseñadoras de esta pequeña obra de arte realizada en un local de la calle La Palma (Madrid) con la que concursaron en la última edición de Casa Decor.

pan de molde

Luchando por encontrar alguna de esas ideas extravagantes de las que hemos ido hablando en los últimos meses, he descubierto una que se lleva la palma y que estuvo en el centro de la celebración de Casa Decor. Ya sabéis que este año tenía lugar en el barrio de Malasaña (Madrid) y como particularidad, los organizadores decidieron sacar el arte a las calles del lugar. Por ello, se estableció un acuerdo con la asociación de comerciantes de la calle La Palma y se convocó un concurso sin precedentes en el que diseñadores, artistas e interioristas pudieron participar para decorar a su antojo los distintos negocios y establecimientos de esta zona madrileña.

La fotografía que os dejo en este artículo es, sin lugar a dudas, la gran obra ganadora de este concurso que fue realizada por Inés Cancio y Carol Sánchez, pertenecientes a una firma cántabra. Las chicas escogieron su local de creación y procedieron a diseñar las nuevas instalaciones con una idea de lo más original: ¡decorar paredes con tostadas de pan de molde! ¿Por qué no se nos había ocurrido antes? Sencillamente porque parece una locura pero no lo suficiente para participar en un concurso de estas dimensiones en el que supieron ganarse la admiración de sus competidores y… al final, ¡el resultado quedó divino!

El local decorado se trataba de BosComedia, un bajo situado en el número 14 de la calle La Palma junto a la sede de Casa Decor, destinado a la celebración de espectáculos y pequeñas obras de teatro. Para realizar esta gran obra de diseño, Inés y Carol emplearon más de 1.000 tostadas para recrear un pasillito que conducía al interior del local. Las tostadas adquieren todo el protagonismo gracias a que cada una de ellas es completamente diferente, debido al grado de tostado que presenta cada superficie. De esta forma consiguieron crear un mosaico original de tonalidades y demostraron que en el buen arte, no se necesita siempre emplear materiales de lujo.

Una buena lección que les mereció el premio de este concurso y que nos deja ahora en manos de la imaginación para seguir pensando ideas tan originales como ésta. ¿Se os había ocurrido alguna vez decorar con elementos cotidianos de la gastronomía? ¿Os atreveríais con algún tipo de diseño similar? ¡Yo digo que es toda una obra de arte! Mucho mejor que aquel otro que decoraba con rollos de papel de váter… ¿verdad?

FOTOS: ohlavachestudio.com 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...