Decorar con alfombras

Es importante que al momento de elegir la alfombra para determinada habitación del hogar tengamos en cuenta aspectos tales como, la funcionalidad, el tamaño, la contextura, entre otros. La correcta elección de la pieza nos permitirá lograr que la alfombra, al igual que el resto del ambiente, logre la distinción que buscamos.

La alfombra es un elemento muy utilizado desde hace muchos años en la decoración. Hubo un tiempo en el que la tendencia quedó olvidada, pero sin embargo actualmente volvió a transformarse en una opción muy elegida.

Decorar con alfombras

Al momento de elegir una alfombra existen muchos aspectos a los que debemos prestarle atención, dependiendo de si la colocaremos en uno u otro ambiente de la casa. Tendremos que pensar en dónde la colocaremos, cuál será su funcionalidad, los muebles y el estilo que la rodeará.

En cuanto a la dimensión del ambiente en donde queremos colocar una alfombra, debemos tener en cuenta que una demasiada pequeña colocada en una habitación muy grande dará la sensación de poco. Mientras que una alfombra muy grande en una habitación pequeña conseguirá todo lo contrario, y tampoco quedará bien. Lo ideal es conseguir la medida justa, para lograr realzar la alfombra y la decoración del ambiente.

Como decíamos, otro aspecto importante es su funcionalidad. En este sentido, si se trata de una alfombra que estará muy expuesta al uso, entonces lo ideal será que sea un modelo robusto, y que no se mueva de su lugar. En caso contrario, si la alfombra se encuentra en un espacio poco transitado, entonces una buena alternativa es que la misma tenga un motivo y una configuración que atraiga las miradas, como si fuera un cuadro o cualquier otro elemento decorativo admirable.

De todos modos, en el último ejemplo habrá que tener en cuenta que el motivo central que elijamos para la alfombra tendrá que estar relacionado con el mobiliario y todo su entorno.

Mantenimiento

Uno de los aspectos más importantes es el mantenimiento y la limpieza de las alfombras. De nada servirá conseguir la pieza justa para determinado ambiente, o el motivo indicado para determinado contexto si al poco tiempo la alfombra quedará sucia y manchada. Para que eso no suceda, a continuación les dejaré algunos trucos caseros para limpiar las alfombras. De todos modos, les recomiendo leer el siguiente post, en el que hemos abarcado justamente este tema: Trucos Hogar para limpiar alfombras.

  • Alfombra manchada con líquido: Colocar rápidamente una toalla o papel toalla  y darle golpecitos con los dedos para evitar que el líquido sea absorbido por la alfombra.
  • Alfombra dañada producto de una mancha soluble en agua: Aplicar alguna solución detergente, y colocar algunos pedazos de papel toalla encima del lugar y unos libros arriba para dar presión. Más tarde retiraremos los papeles toalla.

Fuente: decoracion2
Foto: Carpet por Erwin Boldwit en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...