Decorar con libros

Los libros tienen la capacidad de ser muy versátiles y de estar siempre vigentes, aportando calidez y profundidad a la decoración de un hogar. De tal manera, decorar con libros es siempre una excelente opción, que no podemos dejar de tener presente en momentos en los que buscamos un cambio de aire.

A esta altura del partido ya hemos hablado sobre decorar con espejos, con sofás, con plantas, con cuadros y con un sin fin de elementos que, a esta altura, ya perdí la cuenta. Sin embargo, de haberlo hecho con libros, la verdad es que no lo recuerdo. Por tal motivo, y en nuestro afán de seguir conociendo más y más alternativas para hacer de nuestro hogar un lugar con estilo, hoy conoceremos algunas ideas para utilizar los libros en el marco de la decoración de nuestra casa.

Decorar con libros

Lo primero que debemos decir es que, para decorar con libros, es totalmente necesario contar con creatividad, ya que como elementos decorativos, los libros son increíblemente versátiles.

Una de las formas que tenemos para utilizar libros como elementos decorativos es usar textos viejos que pueden ser obsoletos, pero que no por eso dejan de ser estéticamente hermosos. Con ellos, lo que se podemos hacer es utilizarlos como piezas para exponer, enmarcándolos en cuadros de madera. De esta forma, estos libros se convertirán en objetos únicos y creativos.

Para estos casos, claro está que no todos los libros son útiles. Debemos procurar utilizar aquellos ejemplares que se caractericen y que cuenten con un estilo particular. En casas con una decoración rustica o retro, los libros viejos son los ideales.

Otra opción, aunque un poco más jugada, es hacer muebles con ellos. ¿De qué manera? De muchas. A modo de ejemplo, uno de los usos que le podemos dar a los libros para armar muebles es colocarlos por debajo de un cristal y armar una linda mesa ratona. La idea es armar con diferentes ejemplares cuatro columnas y apoyar el cristal. Por su puesto, esta idea es recomendada para casas sin chicos.

Asimismo, si contamos con diferentes repisas en el salón, una interesante idea es ordenar los libros por colores, contrastando con la decoración general de la casa. Con esto conseguiremos agregarle color y textura al ambiente. Por otro lado, si buscamos una decoración más bien clásica, las colecciones de libros antiguos junto con diferentes objetos decorativos y una luz cálida serán muy pero muy útiles.

En fin, los libros tienen la capacidad de ser muy versátiles y de estar siempre vigentes, aportando calidez y profundidad a la decoración de un hogar. De tal manera, decorar con libros es siempre una excelente opción, que no podemos dejar de tener presente en momentos en los que buscamos un cambio de aire. Eso sí, tenemos que estar dispuestos a dejar volar nuestra imaginación.

Vía│ estiloydeco
Foto│Jorgemejia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...