Decorar la cocina

Al momento de decorar una cocina, el triangulo de trabajo es el aspecto más importante a tener en cuenta. El triangulo de trabajo está compuesto por la zona de preparación de los alimentos, la zona de cocción y la zona de lavado. Cada uno de estos lugares deberá contar con características particulares para ganar en comodidad. A continuación analizaremos cada uno de ellos para conocer su funcionamiento y sus características.

Decorar la cocina

El principal objetivo de decorar una cocina tendrá que ser que esta se adecúe a las actividades y costumbres que tenemos dentro de ella, pero además que su distribución nos permita tener un acceso fácil y rápido a todas las áreas y elementos que aparecen en ella.

De tal forma, en esta oportunidad nos dedicaremos a conocer algunos aspectos importantes a tener en cuenta al momento de decorar una cocina.

Como dijimos hace muy poquitos días, antes de comenzar el trabajo es importante realizar una planificación del mismo. Si no lo hiciste, te recomiendo leer el artículo que hemos titulado como Planificar la decoración de un espacio y que fue publicado hace muy poquitos días atrás.


El primer paso es el de definir el Triangulo de Trabajo. Esta es un área que cuenta con la zona de preparación de los alimentos, la zona de cocción y la zona de lavado. Tres espacios muy importantes dentro de la cocina.

Zona de preparación de los alimentos

Debemos situar un espacio destinado a colocar una mesada preferentemente amplia y despejada, la cual colocaremos entre las zonas de lavado y de cocción, y que estará destinada a la preparación de alimentos. Este es un lugar que nos debe permitir un acceso rápido a todas las demás áreas, debe permitirnos buena movilidad y accesorios a mano.

Debemos tener en cuenta que el material de la mesada debe poder soportar altas temperaturas, la caída de líquidos, golpes y pesos. Generalmente se suele utilizar el acero inoxidable, aunque este tiene la contra de que cuesta mantener su brillo, o el granito. Los azulejos y cerámicas, como así también la madera dura son materiales que es preferible evitar.

Aquí en la mesada también tenemos que pensar en un espacio para colocar algunos electrodomésticos, razón por lo que serán necesarios una serie de enchufes. Para que la mesada quede cómoda, su altura debe ser de entre 5 y 10cm por debajo del codo flexionado.

Si se cuenta con un espacio muy grande para la cocina, las islas centrales son de gran comodidad, conformando una zona independiente para la preparación de alimentos.

Zona de Cocción

En esta zona debemos incluir las hornallas o anafe, el horno y microondas. En caso de que las posibilidades personales nos lo permitan, la recomendación es disponer de hornallas y horno por separado. En el caso del anafe podemos aprovechar para colocar un mueble debajo, mientras que el horno debemos colocarlo a la altura de los ojos.

Un aspecto muy importante en toda zona de cocción es el sistema de extracción para eliminar el vapor y los olores. Es importante colocar un potente sistema, cuyo funcionamiento cuente con salida al exterior. Para estos casos las campanas extractoras son prácticas, aportando un gran valor decorativo a la cocina.

Zona de Lavado

Lo principal en este lugar es la elección y ubicación de la bacha, cuyo diseño estará sujeto al espacio con el que contemos. La altura de la pileta debe ser de 5cm debajo del codo flexionado. Para el lavado de la vajilla debemos disponer de una mesada de aproximadamente 60cm, que aparecerá adicionalmente al costado de la bacha.

Fuente: EstiloAmbientacion

Foto: cocina en picasaweb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...