Dibujos trazados en la pared como cuando éramos niños

Con un trazado de puntos y un trozo de cuerda ahora puedes crear tus propios dibujos silueteados en la pared de tu casa. ¡Una decoración diferente y original!

Dibujos trazados pared

Seguro que todos recordaréis esos dibujos que hacíamos de pequeño, que consistían en una hoja rellenada de puntos, cada uno de ellos con su respectivo número, y el dibujante que aceptara el desafío tenía que unir los puntos mediante líneas rectas siguiendo el orden numérico correspondiente. Del uno al dos, del dos al tres, del tres al cuatro… y cuando llegabas al final de todos esos puntos, te parabas a mirar el resultado y veías que de forma totalmente mecánica acababas de dibujar una figura, objeto, persona o paisaje y, orgulloso con el resultado, te preparabas los colores para empezar a pintarlo. Dibujos de estos todavía los hay, claro, algunos más complejos otros más sencillos, pero todos con carácter infantil.

Pues bien, a partir de esta idea, alguien ha querido sacarle partido en el mundo del interiorismo y nos propone trasladar todos estos puntos a nuestra pared, pero en lugar de unir los respectivos puntos con lápiz o bolígrafo, nos invita a hacerlo con hilo o con una cuerda. El grosor de este material influirá en el efecto final y queda completamente bajo nuestra libre elección. En este caso, lógicamente, los puntos tendremos que marcarlos nosotros mismos y evitaremos igualmente el uso de cualquier tipo de tinta, así que podemos valernos de alfileres, chichetas o algo que pase, eso sí, desapercibido con el color de la pared, y que nos permita enganchar el hilo o cuerda de un punto a otro.

Se trata de una manualidad, ahora sí, para adultos. Podremos decorar de forma muy original la pared del recibidor, como en el caso de la fotografía superior, o cualquier espacio del hogar donde veamos que pueda quedar bien una nota de originalidad. La verdad es que los dibujos se aprecian con total claridad, aunque si quisiéramos ir más lejos podríamos incluso pintarlos, pero supongo que el efecto ya no sería el mismo dado que asimilaría más una pintura que una obra de arte hecha a base de cuerdas. En fin, os invito a que probéis esta nueva forma de decoración cuyo mayor reto es el de encontrar la plantilla que utilizaremos para marcar los puntos en la pared.

Para este fin, lo más acertado sería tener el dibujo que queremos impreso en una hoja en grande -del tamaño que queramos plasmarlo en la pared- y acto seguido pegar la hoja en la pared correspondiente y clavar las chinchetas en distintas partes del trazado del dibujo, atravesando el papel y clavándolas en la pared. De esta forma, al retirar el papel, tendremos nuestra línea de puntos listas para ser trazada de parte a parte.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...