Dorados y plateados en la cocina ¡No dejes escapar la tendencia!

El dorado y el plateado son dos colores que se pueden utilizar en cualquier estancia de la casa pero que quedan genial en la cocina. ¡Hoy te enseñamos a sacarles el máximo partido!

cocina dorado

La cocina es una de esas estancias en las que a veces se teme al color y se le temen a las combinaciones más originales. Sin embargo, se pueden conseguir grandes resultados si se apuesta por combinar con opciones mucho menos vistas de lo habitual. De hecho, creo que cada vez los fabricantes buscan fórmulas más arriesgadas y el rojo es uno de los colores favoritos para decorar muchas de las cocinas que se ven más contemporáneas. Pero no nos queremos ir por ahí, hoy pretendemos darle la vuelta y que te inspires en dos tonos nada usados en cocina: el dorado y el plateado.

El dorado y el plateado, por separado y eligiendo solo uno de los dos tonos, pueden conseguir un efecto muy sofisticado en tu estancia. En realidad, la cocina es donde pasamos la mayor parte del tiempo en el hogar y se pueden conseguir grandes resultados a la hora de crear ambientes confortables, en los que apetezca estar e inspiradores. A continuación te contamos las sensaciones y algunas recomendaciones si vas a animarte a seguir el ejemplo de la imagen y apostar por estos dos tonos en esta zona de la casa.

Los accesorios en plata y dorado son imprescindibles

Si quieres conseguir el toque de sofisticación que te dan el dorado y el plateado en la cocina, tendrías que empezar por pensar en los accesorios de grifería. Colocarlos todos del color elegido, ya sea con un acabado brillante o con un tono mate, será tu mejor opción para comenzar. Para seguir, hay que pensar en todo aquello que lleva metal dentro de la cocina. Las patas de las mesas y sillas, las lámparas y otros elementos funcionales y de decoración deberían apostar por ser de un tono similar, o a contraste con el que has elegido para tu grifería.

Esto sería lo básico para conseguir ese toque dorado y plateado en la cocina para un aspecto sofisticado. Pero, si quieres ir un poco más allá, hay muchas otras opciones para complementar el uso del dorado o del plateado en la cocina. Por ejemplo, puedes utilizar pomos bañados en un tono de estos dos, según el que hayas elegido para conseguir un efecto sorprendente. También puedes optar por la decoración con plantas, eligiendo macetas en acabados metalizados. Por último, si lo prefieres, todos los accesorios de cocina que quedan a la vista pueden teñirse de estos colores para un resultado realmente espectacular.

No es difícil conseguir que el dorado y el plateado se rindan a tus pies para lograr el mejor resultado en tu cocina. Tan solo tienes que atreverte y ponerte en marcha. ¡Anímate a darle un cambio importante a la estancia más relevante para la vida en el hogar!

Vía: Vintage and Chic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...