El bajo escalera, un espacio para dejar volar la imaginación

Cuando pensamos en decorar nuestra vivienda, y en especial si tiene espacios reducidos, no debemos desaprovechar ningún espacio. A veces pasamos por alto ciertos sectores que pueden llegar a ofrecer practicidad y estilo a nuestros ambientes. En este sentido, el bajo escalera suele ser una de los lugares más problemáticos a la hora de pensar cómo maximizar su rendimiento.

El bajo escalera, un espacio para dejar volar la imaginación

El bajo escalera, un espacio para dejar volar la imaginación

Cuando pensamos en decorar nuestra vivienda, y en especial si tiene espacios reducidos, no debemos desaprovechar ningún espacio. A veces pasamos por alto ciertos sectores que pueden llegar a ofrecer practicidad y estilo a nuestros ambientes. En este sentido, el bajo escalera suele ser una de los lugares más problemáticos a la hora de pensar cómo maximizar su rendimiento.

En esta ocasión, recorreremos distintos proyectos posibles para dar algunas ideas. Sin embargo, no olvidemos que dejar volar la imaginación y decorar en base a nuestros gustos es lo más importante para poder estar conformes con los resultados obtenidos y para que realmente nos podemos sentir identificados con nuestro hogar.

Comencemos. No todas las escaleras son iguales y no todas nos permiten pensar en los mismos proyectos. Las rectas y de un solo tramo, dependiendo que sean ciegas (de hormigón por ejemplo) o transparentes, en el sentido de que nuestra visión pasa a través de los escalones, nos dan la posibilidad de armar una biblioteca o una extensión de nuestra sala de estar. Pensemos en un aparador en altura que sirva para ordenar nuestros libros, poner nuestros libros y música, de manera que el resto del espacio se utilice exclusivamente para ubicar los muebles de nuestro living.


El bajo escalera, un espacio para dejar volar la imaginación

El bajo escalera, un espacio para dejar volar la imaginación

También tenemos lugares de paso, como halls, que a veces pueden parecer un espacio casi inservible a los fines prácticos. Pero con una simple mesa y una pequeña estantería puede convertirse en un espacio de lectura, o bien en el sitio donde se puede hablar por teléfono sin que nadie nos moleste.

En algunos casos, la escalera puede estar en la cocina, o en el comedor contiguo, fijémonos en la foto adjunta cómo se aprovechó el espacio para construir una alacena vertical, haciendo uso de la altura disponible bajo la losa. Si bien la estética es discutible, es sólo un ejemplo para conocer una opción más para hacer rendir al máximo nuestra casa, en cualquier sector que se preste para dejar libre nuestra creación.

Con estas breves opciones, vemos que con un poco de imaginación un espacio que parecía inútil o que no era más que un “espacio muerto” puede convertirse en algo útil, estético y con una finalidad práctica. Este último punto es muy importante cuando los espacios de nuestro hogar son reducidos y nos vemos obligados a ver más allá de los ambientes abiertos, para conocer el verdadero potencial de cada rincón.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...