El color rosa puede ser perfecto para tu salón

La mezcla de rosa con blanco o tonalidades suaves potencia el efecto de relax, pero hay otras combinaciones que resultan apropiadas para darle un toque de elegancia al salón.

Rosa en el salón ¿Por qué no?

Fuente: Pinterest

El rosa es un tono que invita a la calma y a la relajación. Su uso en los dormitorios es bastante habitual, pero de un tiempo a esta parte se ha expandido hacia otras áreas del hogar. Tanto, que hoy en día el rosa es uno de los colores preferidos para el salón. Interioristas de todo el mundo han aprovechado su versatilidad para crear ambientes románticos, vanguardistas, eclécticos y de otros estilos. Aprovéchalo tu también y caerás rendido a sus encantos.

Cómo emplear el color rosa en la decoración

Si es primera vez que lo utilizas y no te apetecen grandes cambios, comienza por pintar solo un muro de color rosa. Puedes utilizar gamas fuertes si el salón es amplio y suaves si es estrecho.

Combina con blanco si quieres algo sutil y delicado, pero si buscas una transformación total, puedes pintar varias paredes de rosa palo y añadir accesorios en verde. Incluso, puedes diseñar un rincón natural con plantas o textiles verdosos. Mejor aún, puedes incorporar detalles en marrón, gris,  negro, lila o naranja, para lograr un efecto más imponente y llamativo.

Si preferiste emplear el verde, puedes incluir muebles en fucsia, almohadones dorados y piezas secundarias en verde manzana. Asimismo, un muro fucsia con una chimenea nívea, contrastada con elementos negros o metalizados, y butacas pardas, se verá genial.

El color rosa puede ser perfecto para tu salón

La mezcla de rosa con blanco o tonalidades pasteles potenciará esa sensación de relax que necesitas al llegar a casa. Si gozas de un amplio salón, podrás apostar por papel pintando de enormes flores que contengan ese bonito color. De igual manera, podrás elegir tapizados florales para los muebles, que hagan juego con mesas de centro o cojines.

Muros, accesorios o textiles también se alzan como buenas alternativas para añadir ese matiz. Elige piezas en madera o fibras naturales, mezcla con tonos neutros y lograrás que la habitación se vea armónica y cálida.

Ahora, si tu intención es romper con la monotonía y los convencionalismos, te proponemos seleccionar el roza cuarzo para las paredes y conjugar con toques de naranja en accesorios como cojines, tapetes o manteles. Lucirá tan divertido, que querrás llevar a todos tus amigos para disfrutar de una alegre velada.

Trucos para un salón rosa sin rastro de cursilería

Aprovecha la calidez y luminosidad que el rosa aporta a los espacios. ¿Cómo? Buscando ideas en Internet, revisando revistas de decoración y tomando en cuenta estos tips que te presentamos a continuación:

  • Elegancia. Aunque se ha catalogado como un tono femenino o infantil, puedes conseguir el efecto contrario si lo combinas con gris o negro.
  • Calidez. Inclínate por un único sillón rosa y colócalo frente a una pared de tonos neutros. Complementa con adornos en madera como cestas, marcos y lámparas.
  • Vitalidad. Los textiles son grandes aliados al momento de decorar, pues son fáciles de reemplazar y se acoplan a cada estación. Una buena alternativa es colocar almohadones rosa sobre un sobrio mueble negro. Conseguirás con apenas esfuerzo una habitación glamorosa.
  • Modernismo. Si consideras incorporar el rosa en tus cortinas, prefiere aquellas lisas de tonos suaves porque maximizarán la iluminación. Esta clase de textil “hablará” a los sentidos de modernidad y estilo.
  • Vanguardia. La pantalla de una lámpara, el marco de las fotos, una pequeña alfombra o un florero dan personalidad a cualquier ambiente. Al ser detalles puntuales, agregan color sin tornarse exagerado. Todos estos son detalles estupendos para sumar un poco de rosa a una área tan importante como el recibidor.
  • Tradicionalismo. Muebles auxiliares en tonos sobrios, como el marrón, destacarán las pinceladas de color rosa en las paredes. El resultado será discreto, pero muy agradable.
  • Innovación. Si quieres un cambio a largo plazo y cuentas con un buen presupuesto, puedes incorporar el rosa en los azulejos del piso. El mercado ofrece una vasta oferta de estilos o motivos con los que podrás crear diseños atrayentes.

Al momento de decorar no pierdas la perspectiva y diviértete. Pon el foco en cómo utilizas tu salón y en las sensaciones que desees experimentar cuando entres en él. No tengas miedo de romper los moldes o mitos. Con estos trucos podrás tener un ambiente glamoroso, familiar y rosa. Y si quieres ir más allá, puedes indagar cómo combinar el rosa en el baño. Está muy de moda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...