El desafío de pintar paredes negras

Si estamos pensando en cambiar nuestra visión de los colores en casa, os proponemos pintar paredes negras. Y para ello, una serie de consejos útiles a tener en cuenta: la iluminación, el mobiliario, el espacio, los techos y los pisos.

¿Estamos cansados de pintar las paredes siempre del mismo color blanco o tostado? ¿Somos de la clase de personas que nos atrevemos a probar tonalidades fuertes en cualquier espacio de nuestra casa? Pues entonces os propongo pensar en pintar paredes negras. ¿Qué les parece?

Paredes negras: romper con el mito

Para resaltar, es importante que no nos hagamos la idea de lo que siempre escuchamos. Por ejemplo, que los colores oscuros representan energía negativa, trágica y melancólica. Lo mejor que podemos tener en cuenta es observar detenidamente cuál es la opción más viable, cuándo y cómo vamos a pintar de negro, mezclándolo con una fabulosa decoración. Aquí los principales puntos:

Seleccionar un buen espacio: Si bien es cierto que las tonalidades oscuras tienden a “achicar” los ambientes, lo ideal es implementar la pintura negra en zonas espaciosas con bastantes ventanales, como podría ser una sala de estar o un recibidor, ya que de esta manera lo que conseguiremos es no sofocar el clima.

No es aconsejable elegir una habitación pequeña con pocas aberturas y muchos recovecos, pues lo que vamos a conseguir es un lugar oscuro y sin luminosidad. En definitiva, aquí es imposible que el tono negro se luzca como queremos. Ahora, si optamos por un cuarto bien grande, una opción es pintar una sola pared de negro y dejar el resto en colores neutros o fuertes, esto lo que nos va a brindar es bastante calidez.

  • La importancia de la iluminación: Seleccionar el color negro para una habitación solamente es recomendable siempre y cuando ésta posea buena luz natural y una elegante iluminación artificial en horas nocturnas. En el caso contrario, nos sentiremos en un sitio tenebroso!
  • Techos y pisos: Para obtener resultados satisfactorios, tanto techo como pisos no pueden estar pintados de negro bajo ningún aspecto, y mucho menos estar construidos con materiales oscuros. ¿Cómo podemos conseguir un buen contraste? Pues añadiendo tonalidades claras.
  • Muebles: Para combinar en el ambiente, el mobiliario debe ser claro, con colores puros y vivos. Por ejemplo: si pintamos de negro una de las paredes, tanto las sillas como la mesa deben ser completamente blancas. Así lograremos que el ambiente se encuentre con vida y, al mismo tiempo, que se vea lujoso.
  • Accesorios que no pueden faltar: En el caso de la decoración, para completar la oscuridad en las paredes podemos colocar un sinfín de accesorios de colores fuertes, y éstos serán los encargados de ofrecer un efecto sofisticado y moderno. Una recomendación son los almohadones negros mezclados con algunos verdes agua o amarillo limón.

Foto: wall black por vtsr en Flickr
Fuente: Decoración de interiores

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...