El espejo vizco de Halb

El estudio Halb ha creado este curioso espejo, doblado ligeramente por la mitad, que permite reconstruir sobre su superficie una imagen dividida en dos.

Espejo Halb

En los grandes relatos de fantasía, los espejos siempre han cumplido un papel exquisito. Objetos que los grandes magos han sabido venerar por su increíble poder desde tiempos remotos, ya que desde la Edad Media encontramos multitud de supersticiones y leyendas acerca de la capacidad de estos elementos reflectores que tanto protagonismo han recibido en la literatura. A lo largo de los siglos, han evolucionado como cualquier otro invento, pero a nadie se le había ocurrido todavía lo que el estudio Halb ha puesto en marcha con su mirror#180.

Hasta qué punto es útil ya no lo sé, pero es algo a lo que estamos acostumbrados cuando somos testigos de estas innovaciones de diseño que solo buscan la originalidad y acaban perdiendo totalmente el sentido de la practicidad. Como objeto puramente decorativo para romper la monotonía del hogar sí que cumple todas las expectativas y ahora paso a detallar en qué consiste este gran misterio. Se trata de un espejo dividido en dos partes, ligeramente dobladas, con diferentes ángulos de visualización. Hablando en plata: una parte del espejo refleja lo que hay en un determinado ángulo, y la otra mitad del espejo refleja lo que hay en otro ángulo diferente, como si estuviera vizco. Con lo cual se consigue el efecto que observamos en la fotografía: la imagen definitiva del espejo no es uniforme como estamos acostumbrados, sino que nos regala al mismo tiempo una visión de dos lugares más o menos opuestos.

Llegados hasta aquí entendemos lo que decía al principio: muy útil no parece, especialmente si el espejo lo queremos para acicalarnos y ponernos guapos antes de salir de casa, dado que nuestra imagen aparecerá torcida y no nos reflejará a la totalidad. Cierto es que el espejo se puede colgar en diferentes posiciones y, en función de ello, la orientación de sus dos partes dobladas cambiará. Al igual puede resultar más práctico si lo situamos en mitad de un pasillo, ofreciéndonos visibilidad sobre lo que ocurre a cada extremo del mismo, pero todo ello dependerá siempre de las características del pasillo y de cómo coloquemos el espejo.

Si os ha parecido interesante, podéis indagar un poquito más en la web de Halb Halb donde al menos podréis deleitaros con más fotografías interesantes. Para aquellos que siempre van detrás de lo innovador, de lo moderno y de lo extravagante encontrarán en este espejo la suma perfecta de estos tres ingredientes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...