El estilo Kitsch

Frente al estilo minimalista, simple y funcional se alza un estilo decorativo que contrasta con ellos en muchos aspectos. Nos referimos al estilo Kitsch, un estilo ideal para quienes consideran que el color blanco, negro y los ambientes con pocos objetos es algo que deja que desear, por decirlo de alguna manera.

Frente al estilo minimalista, simple y funcional se alza un estilo decorativo que contrasta con ellos en muchos aspectos. Nos referimos al estilo Kitsch, un estilo ideal para quienes consideran que el color blanco, negro y los ambientes con pocos objetos es algo que deja que desear, por decirlo de alguna manera.

Estilo Kitsch

Los colores fuertes, los objetos de formas variadas, lo retro y la abundancia decorativa son las insignias propias de este estilo.

Si bien no es un estilo nuevo, en este último tiempo el Kitsch se impuso notoriamente, y lo podemos observar en casas, bares, hoteles y tiendas. Sus colores alegres y formas poco combinadas no pasan desadvertidas. De hecho, es un estilo que llama la atención y quizás sea el toque para alegrar los ambientes de estos tiempos.

Algunos de los rasgos más distintivos de este estilo son la acumulación natural de los recordatorios de eventos (souvenirs y fotos de bodas, comuniones, bautismos, etc.); la convivencia de objetos viejos con adornos de vanguardia; los colores fuertes; las líneas curvas; la presencia de vírgenes y santos; y la mezcla de texturas y materiales.

Los lugares ideales para ir comprar los objetos que plasman en la realidad este estilo son las tiendas de Todo a cien; es decir, tiendas en donde se pueden encontrar adornos y objetos de los más variados estilos y precios.

En relación a los materiales del Kitsch, los que se hacen más presentes son aquellos que imitan a otros materiales más costosos. Ejemplo de esto son las cerámicas y plásticos que imitan el mármol, y el zinc que imita el bronce, entre otros.

Si de colores hablamos, las estrellas protagónicas son el rojo, el rosa, el lila y el violeta. A quienes no les gusten mucho estos colores e igualmente quieran implementar el Kitsch en sus viviendas, no deben preocuparse mucho, en tanto y en cuanto utilicen colores fuertes.

Vale destacar que el Kitsch es más que un estilo decorativo. Bien podemos decir que se trata de un fenómeno que abarca muchos aspectos de la vida. Abraham Moles, director del instituto de Psicología Social de la Universidad de Estrasburgo, analiza este fenómeno con total minuciosidad en su libro El Kitsch, el arte de la felicidad. En él se aboca a la omnipotencia en las llamadas sociedades de la abundancia, su capacidad para abarcarlo todo, el arte religioso, la decoración, la música, la literatura, su papel en la vida cotidiana, su relación con la crisis del funcionalismo y con la alienación social, y por último su plasmación en objetos concretos como el Gadget.

Via│Facilisimo
Foto│Mikecogh 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...