El parking más bonito del mundo

Craig & Karl lanzan este trabajo tan particular en el que han transformado una zona común de aparacamiento en un auténtico parking arcoíris, lleno de vida, de luz y de color.

Decoracion colorista en parking

Vamos a pensar un instante en un espacioso garaje. Puede ser el de nuestra propia casa o también el parking enorme de algún centro comercial. Sea como sea, nos asalta la mente un espacio bastante amplio, lleno de pilares y columnas que delimitan las plazas de los distintos vehículos, marcas viales, algunas líneas de color rojo que marcan las diferentes zonas de aparcamiento y un montón de tuberías y cables enredados recorriendo la inmensidad del techo. En resumidas cuentas: imaginamos un lugar lúgubre, oscuro, gris, donde existe el orden, pero reina la fealdad.

Cuando de pronto uno se cruza con el trabajo artístico de Craig & Karl se da cuenta de que cualquier tipo de espacio es digno de ser diseñado con elegancia y alegría, porque lo que nos deja este estudio es un ejemplo de parking arcoíris, tal y como podemos apreciar en la fotografía, en la que nada de lo que habíamos imaginado en el párrafo anterior está presente. Aparcar el coche en un lugar así es toda una experiencia artística, llena de color, de luz, de vida. Aunque el garaje cuenta con un pequeño patio que deja entrar la luz natural del día (y eso hace mucho), la luminosidad del conjunto está muy trabajada (observad que existen potentes focos de luz en el techo, pero también en el suelo) y, como bien sabemos, la iluminación es un factor clave en el diseño de espacios, dado que es capaz de crear amplitud y mucha alegría.

Si a ello le sumamos el impresionante colorido con el que se ha pintado el suelo y las paredes, y por supuesto el techo, lo que nos queda es un garaje que para muchos no puede considerarse como tal. Y es que a lo largo de los años el concepto de parking se ha asociado a lugares tan fúnebres que cuando alguien se sale de estos márgenes apenas puede reconocerlo como aparcamiento. Con esta fantástica idea, espero que muchos de vosotros aprendáis esta pequeña lección a la hora de diseñar vuestros propios garajes -si tenéis- o incluso también los trasteros.

En este caso, el ejemplo que nos deja Craig & Karl es el de un parking australiano, reformado y renovado a partir de formas geométricas de colores que dotan de vida propia al lugar. Puede que el aparcamiento se vuelva un tanto complicado, porque las plazas no están tan bien delimitadas como en los garajes convencionales, pero sin duda, dejar el coche en un sitio como éste te aporta una seguridad tal como si acabaras de estacionarlo en el mismísimo paraíso.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...