Enmarca hojas y lleva la naturaleza a tus paredes

Con ayuda de una prensa casera, papel periódico y tornillos mariposa, podrás decorar tu hogar de una forma práctica y muy sublime. Enmarca hojas y consigue tu mejor obra de arte.

Enmarca hojas y lleva la naturaleza a tus paredes

El contacto con la naturaleza nos llena de vitalidad. Por eso, es normal que busques maneras de incorporarla a tu hogar. Las plantas funcionan muy bien, pero si deseas algo más original, usa las hojas de tus especies favoritas para crear bonitos cuadros. Elígelas de diferentes tonalidades, tamaños y formas. La diversidad dará belleza y validez a las paredes de tu vivienda.

Enmarca el encanto de la naturaleza

Los marcos metálicos darán estilo y sofisticación a las hojas. Si tienen cadenas muchísimo mejor, pues te servirán para colgarlos. También puedes usarlos de madera, acrílico y hasta de materiales ecológicos, como papel periódico. Eso dependerá de tus gustos y del estilo decorativo que desees imponer. Ten presente que la idea es hacer una composición, atrapando lo más delicado y hermoso de la naturaleza. Por eso, antes de comenzar a trabajar aplica estos trucos, y conseguirás la pieza más sublime de toda tu casa.

  • Elige y seca. Desprende las hojas de tu planta favorita. Lávalas bien y ponlas sobre papel para que éste absorba el agua. Si quieres haz tu una pequeña prensa para secarlas. Utiliza un par de tablas de 2 milímetros de grueso y tornillos con mariposa. Ejerce un poco presión, y verás cómo suelta el líquido que haya quedado. También puedes apelar a la plancha o al microondas.
  • Procesa. Separa cada hoja empleando papel periódico, y cámbialo transcurridos unos días. Para un secado total, es fundamental esperar de 20 a 25 días. Conserva el tono jade de tus hojas utilizando gel de sílice. Tiene cualidades secantes, pues retiene la humedad del ambiente, pero hará perdurable el encanto de tus hojas.
  • Organiza. Se recomienda que las de mayor tamaño estén solas, de manera que tengan mayor protagonismo. Las más pequeñas ubicalas en ramilletes de 5 o 7 como máximo.
  • Crea. Juega con diferentes posiciones hasta encontrar tu favorita. Varía e intercala las dimensiones de los distintos marcos. Así aportarás armonía a tu muro.
  • Planifica y experimenta. Define dónde quieres colocar los marcos y prueba antes de taladrar. Usa el suelo para hacer una especie de esbozo que te permita ver cómo lucirán. En la pared haz pequeñas señas para que no te equivoques a la hora de hacer los orificios.
  • Cuelga. Sin temor a equivocarte, podrás colgarlos en el muro principal del lobby o en otra estancia. Será un elemento que te invite a la calma y a la relajación.

La decoración con hojas no sólo realzará tu pasión por la naturaleza, sino que también te inducirá a expresar tu lado más creativo. ¿Ya tienes en mente cuáles hojas te gustaría colgar en tu pared?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...