Estanterías abiertas en la cocina

Este tipo de estanterías aporta organización y un aspecto visual más armonioso a la cocina. En ellas se puede colocar objetos de la cocina, como ollas, sartenes e incluso comida, hasta libros de cocina y también algunos objetos decorativos.

Organiza la cocina con estanterías abiertas

Las estanterías son siempre elementos muy prácticos. Por un lado, por su funcionalidad, ya que se convierten en un espacio donde colocar muchísimos objetos. Por otro, por su rol como elemento decorativo. Justamente, es de esto último de lo que nos ocuparemos en este post, específicamente en el caso de las estanterías abiertas.

El dilema de cómo acomodar, ordenar y organizar los objetos y materiales que allí colocamos está siempre presente. En ese sentido, el orden y la organización deben estar cuidados al máximo, de modo tal que resulte fácil y práctico encontrar cualquier cosa que en la estantería se almacene. Así, no solo será más práctico cuando necesitemos encontrar algo, sino que, además, ofrecerá un aspecto visual mucho más armonioso.

Es cierto, no es una tarea fácil conseguir orden, organización y estilo, todo en uno, sin embargo, no imposible. Una de las cosas que se pueden hacer es, teniendo en cuenta que los estantes abiertos, sin puertas ni otros elementos que las cierren, aportan a la cocina un aire un tanto retro, elegir unas bonitas piezas de cerámica, cristal o unas plantas que atraigan la atención.

Si se busca darle un toque diferente a la cocina, lo que se puede hacer también es dedicar toda una pared a estanterías o baldas abiertas para colocar cristalería, vajilla, libros de cocina… incluso floreros. Eso sí, hay que tener cuidado de que todos los objetos expuestos mantengan cierta armonía.

Por otra parte, también resulta interesante combinar baldas con armarios. De esta manera, todo estará en orden, no será aburrido y le dará un efecto muy dinámico.

Para finalizar, dos últimos consejos. El primero: el secreto está en el detalle, escoger vajillas bellas y todo tipo de objetos que allí coloquemos es fundamental, como así también lo son el orden y la organización.

El segundo, la limpieza. Si existe una contra de colocar estanterías abiertas en cocinas que son utilizadas a diario es que el humo, los colores y demás, todo termina sobre los objetos que están allí colocados. Para que eso no se transforme en un problema, es fundamental contar con un buen extractor y, de ser posible, una ventana. Además, por supuesto, es necesario realizar una limpieza casi a diario de estas estanterías. En el feng shui, por ejemplo, se dice que siempre toda la casa debe estar ordenada y limpia, ya que es signo de abundancia y prosperidad, sin embargo, lo que más se debe tener limpio es la cocina y el baño.

Foto | Suzettesuzette

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...