Estilo Exótico, un viaje al corazón de África

El Estilo Exótico nace en el Siglo XIX y tiene como objetivo hacernos sentir como si nos encontráramos en un ambiente inexplorado. Para ello utiliza una serie de características que lo transforman en un estilo muy distintivo. Algunas de ellas son: elementos provenientes de lugares lejanos como Asia y África, mobiliarios artesanales, pieles de animales como alfombras, etc. Otro aspecto muy importante es el aroma, para el que es aconsejable el uso de perfume de incienso o velas.

Estilo Exótico, un viaje al corazón de África

Originario en el Siglo XIX, en las clases europeas más altas, el Estilo Exótico propone reflejar etnias lejanas y misteriosas, como por ejemplo los rituales paganos del continente africano, en las distintas habitaciones. Se trata de un tipo de decoración que combina distintos estilos étnicos y culturas diversas de forma armónica.

La mayoría de los estilos decorativos tienen un objetivo, buscan lograr algo en nosotros cuando estamos en presencia de alguno de ellos. En el caso del Estilo Exótico, la idea es la de lograr que las estancias cuenten con detalles extravagantes y distintivos, con el objetivo de hacernos sentir como si nos encontráramos en un ambiente inexplorado.

Lo inexplorado es desconocido y lo exótico hace honor a ello. Por eso, la mayoría de los elementos que se utilizan para decorar una estancia con este tipo de estilo provienen de lugares lejanos, con materiales extravagantes y singulares. Generalmente suelen arribar de países de Oriente y continentes lejanos como Asia y África.


En relación a las características de los materiales del estilo exótico, estos suelen estar formados por elementos naturales, la mayoría de los mobiliarios o los objetos utilizados son elaborados artesanalmente, rechazando totalmente lo sintético y artificial, como el plástico u otros materiales tratados industrialmente. A modo de ejemplo podemos nombrar a los elementos confeccionado con mimbre, caña o raíces de arboles, materiales que entregan una sensación rustica y salvaje.

Por otra parte, otro de los elementos que nos brindan ese aire exótico del que venimos hablando es el uso de pieles de animales como alfombras, junto con la utilización de tejidos naturales en la tapicería y complementos de alfarería.

Retomando con el mobiliario, también suelen utilizarse muebles fabricados en madera inalterada de buena calidad de otros continentes. Ejemplos de ello son la caoba o la teca. Siempre, por supuesto, realizados a mano.

Detalles extravagantes y distintivos, elementos provenientes de lugares lejanos como Asia y África, mobiliarios artesanales, pieles de animales como alfombras, son todas características importantes a tener en cuenta para lograr que una habitación tenga un excelente estilo exótico, sin embargo, hay otro aspecto que no podemos dejar pasar por alto. Me refiero a los aromas.

El aroma es algo fundamental en toda habitación o estancia para lograr esa particularidad que siempre buscamos. En el Estilo Exótico el mismo debe ser de origen totalmente natural, como por ejemplo: perfume de incienso o velas, recordando olores que nos transporten a África.

Foto: Train South Africa por Over 500 en Flickr

Fuente: Arqhys

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...