Estilos de Decoración Modernos

Caracteristicas de los estilos modernos de la decoración, Pop Art, Minimalista y Vanguardista

Todos los estilos decorativos tienen un porqué, un inicio que marca las características de sus formas, colores y complementos. Estas razones pueden ser variadas y están definidas por las modas, movimientos intelectuales o artísticos, y en respuesta a otras tendencias. Es por eso que la decoración se ve influida por las costumbres reinantes en el tiempo que les dieron origen, están basados en algún estilo arquitectónico, e incluso en una forma de ver el mundo, plasmado en pinturas, esculturas, y literatura de grandes artistas y pensadores de la época. Es por eso también que llevan el mismo nombre del movimiento cultural que le dio origen. Entre los estilos de decoración modernos que tuvieron sus inicios en alguna década del siglo XX, pero que siguen vigentes según los gustos personales de cada uno de nosotros o la nostalgia de tiempos pasados, se destacan el Pop Art, Vanguardista, Minimalista, entre otros.

Un Estilo de Decoración Pop

El “arte popular” surge en la década de los cincuenta, como una tendencia artística directamente influenciada por los emergentes medios de comunicación. Revistas de historietas o “comics”, la televisión, el cine, dibujos animados, publicidad, y otras expresiones dan origen a un arte colorido, con imágenes de personajes y elementos de la época. Es un estilo orientado a los actual de aquellos tiempos, lo que se torna retro en tiempos actuales. Una decoración Pop Art está llena de colores, paredes empapeladas, cuados con carteleras de películas o imágenes de personajes famosos. Sin tonos románticos o políticos, es una decoración urbana, juvenil y despreocupada.

Imágenes de Decor8 en Flickr

Los colores elegidos deben ser vivos, pasando por fucsias, turquesas, verdes, naranjas para tapizados, almohadones o cojines, alfombras, mobiliario. Y dejando para las paredes tonos neutros tales como el blanco, gris, salmón, ocre o marrón. En realidad lo que debe deslumbrar en colores son los complementos decorativos y muebles.



Entre los elementos incluidos deben denotar esa nota retro, con teléfonos, televisores o lámparas de la época, dando un toque de nostalgia. Los almohadones por el piso o el uso de puffs es muy conveniente. Puertas de correderas o cortinas de cuentas en reemplazo de las tradicionales puertas, es una opción. Las alfombras de pelo largo y los vidrios de colores vuelven a escena en una decoración de este tipo. Un símbolo (un clásico) del arte pop son los cuadros de colores con el rostro de Marilyn Monroe.

Los estampados con líneas, lunares, floreados y formas geométricas y psicodélicas coloridas dan forma a las telas para cualquier parte de la casa. Los muebles generando grandes contrastes de materiales entre maderas poco barnizadas, metales y plásticos, y de diseños ergonómicos, distribuidos es salas amplias y luminosas.

En definitiva, un estilo fácilmente reproducible en la actualidad, para los amantes de lo retro y de la vitalidad de las formas y los colores.

Decoración Vanguardista

El vanguardismo fue una respuesta a el arte burgués, todo lo que tuviera que ver con lo decoroso y pomposo, lo simétrico y lo naturalista. El concepto proviene de “Avant-garde” termino francés que alude lo último, lo avanzado. Se destaca en una decoración de este tipo el orden, las líneas rectas, la asimetría, pero generando un choque visual, un contraste entre los colores y las formas.

Los materiales que se pueden encontrar en una casa vanguardista son el acero, como uno de los materiales predilectos para la construcción de los muebles, especialmente mesas y sillas. También podemos incluir el aluminio, PVC o la madera, o en su reemplazo paneles de MDF pintados o madera prensada laminada. Mesadas o encimeras de corian o al cuarzo.

Entre los tonos elegidos para las paredes se destacan los tonos neutros como el marrón, el blanco, el gris, e incluso el negro, combinados con complementos decorativos llamativos que den la nota de color en cada estancia. Con respecto a los estampados se puede decir que se utilizan muy poco, ente estos pocos se sueles elegir de formas abstractas o geométricas, alejadas de los motivos florales.

Los ambientes deben ser equilibrados, ordenados, limpios, amplios y con una buena combinación de la iluminación proveniente del exterior a través de ventanas con cortinas monocromáticas, y modernos artefactos lumínicos creado ambiente sofisticados. Este estilo es especial para ubicar los nuevos artefactos electrónicos actuales como televisores LCD o equipos de audio.

Minimalismo en Nuestra Casa
El lema de la corriente “menos es mas”. El estilo minimalista es una reacción al colorido y las formas del Pop Art, para crear zonas calmadas, sosegadas, donde se prima el orden, las líneas rectas y los colores calmos como neutros y pasteles. Una estancia minimalista puede convertirse en el paraíso de una persona ordenada, que busca la sobriedad y el descanso, pero sin liberarse del marcado toque moderno y urbano que proyectan sus formas.

Con respecto a los colores es muy similar a un estilo vanguardista, excepto en los detalles, aunque un contraste marcado inclusive como el blanco y el negro es muy utilizado. Estos deben ser también sobrios (ahora hablando de los detalles y complementos decorativos), aportando una pequeña nota de color pero sin abusar. Los estampados están prácticamente prohibidos.

Los muebles son de un marcado estilo moderno, distribuidos equitativamente en cada una de las estancias, preferentemente pegados a las paredes, para aprovechar al máximo el lugar y así gozar es espacios amplios. Para obedecer a la máxima de esta corriente hay que tener en cuenta que los complementos y muebles no deben existir en exceso. En el caso de estos últimos, es preferible que sean pocos, los necesarios y funcionales, descartando prácticamente muebles decorativos o mesas auxiliares.

Espacios que gozan de buena iluminación natural y artificial, pero delicados y en perfecto orden, especial para aquellos que gustan de la prolijidad y la paz.

Para finalizar debo mencionar que es indudable la aplicación de un toque personal en la decoración, independientemente del estilo elegido. El ambiente debe irradiar, aparte de un estilo, nuestro toque personal que nos identifica. Detalles sutiles pero hermosos como una planta de interiores, un florero o jarrón, una pintura de estilo, un mueble especial para nosotros, y miles de detalles se pueden agregar a nuestro propio criterio.

Próximamente se publicaré otro articulo con mas estilos decorativos modernos, que tiene que ver con los descritos en le presente o no tanto, y seguramente para todos los gustos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...