Estos objetos vintage se llevan ahora más que nunca

Como sacados del baúl de los recuerdos, los interioristas han puesto de moda varios elementos que se usaban en la época de nuestros abuelos. Si deseas renovar tus espacios, tal vez usando algo viejo lo consigas

Bonita decoración vintage

Fuente: homeindustrialdecor.com en Pinterest

Decorar los espacios en casa con piezas que se usaban tiempo atrás, es cada vez más popular. Es por ello que para decorar tu vivienda tal vez solo requieras añadir ciertos objetos vintage que ahora se están llevando más que nunca. Dar un toque antiguo otorgará a tus ambientes romanticismo, nostalgia y estilo.

Si estás pensando en cambiar los suelos, es buena idea optar por el uso de materiales como el barro o la pizarra pulidos. Aunque habían quedado relegados a las casas de campo o montaña, actualmente aportan una personalidad única a los apartamentos modernos. La buena noticia es que suelen ser de bajo coste, súper resistentes y de fácil mantenimiento.

No tienes que dar un cambio tan radical, ni ejecutar grandes obras para darle el toque vintage a tu vivienda. Los sofás, cojines y lámparas pueden surtir un excelente efecto. Para ello debes emplear el textil adecuado. En este caso el terciopelo se presenta como la tela perfecta. Este cálido, suave y fuerte tejido regresó para quedarse, pues incluso se usa en cortinas y revestimiento de paredes. Busca que sea de calidad, para que no pierda sus cualidades.

Objetos vintage que son tendencia decorativa

Si aún cuentas con un mantel tejido por tu abuelita, es el mejor momento de sacarle provecho. Desde hace algún tiempo influencers de las redes sociales han popularizado el empleo de objetos tejidos a mano. Así podemos encontrar mantas para los muebles y pies de cama, así como cojines, colgantes para macetas y otras piezas que-al combinarse con decoraciones contemporáneas-destacan positivamente.

Y si de herencias se trata, también son rescatables las vajillas de otrora. Tiendas especializadas comercializan platos, vasos y cubiertos de calidad garantizada que parecen hechas en los años 50. Otros toques antiguos que lucen elegantes y glamurosos en las cocinas son las heladeras retro y tostadoras de pan.

Las sillas fabricadas con mimbre son otras piezas que causan furor. Igual efecto surten las que simulan el material y vienen elaborados en plástico o metal. Estos particulares asientos bien pueden colarse en la sala de estar o simplemente colocar varias en la terraza o jardín. Los sillones de bambú o rattan también ganan preponderancia en materia de asientos chapados a la antigua.

Detalles que le transportaran a otra época

Los adornos que se usaban en los 80 son los más empleados. Jarrones de cerámica con diseños retro, espejos con forma del astro rey y figuras de mármol están entre las alternativas. ¿Qué tal una mesa bajera de metal para el recibidor? ¿O un mueble esquinero repleto de fotografías familiares en sepia con marcos de madera?

Si el presupuesto que tienes es escaso, igual podrás acogerte al estilo. Las cajas de madera utilizados como estantes en las paredes, las latas de sopa como macetas para las plantas y los ganchos de ropa para colgar fotografías, están dentro del stock. La idea es recuperar objetos y darles un nuevo uso, como hicieron en tiempos de crisis nuestros antepasados.

Otra forma de imprimir un toque vintage a la decoración es incorporando cortinas, estores y lámparas antiguas. En el mercado disponen de una gran variedad de luminarias que van desde las más elaboradas en cristal hasta las de tipo industrializado que tanto se usaron en los 70.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...