Ideas mediterráneas para decorar tu casa

Si piensas en decorar tu vivienda decántate por los detalles que brinda la naturaleza. Copia estas ideas y podrás conseguir un lugar sereno, fresco, agradable y a la última moda.

Haz que la naturaleza llegue a tu hogar

Lleva la calidez del mar Mediterráneo hasta las zonas más íntimas de tu hogar. Transforma tus espacios con los recursos inspirados en la naturaleza. Consigue la paz y la tranquilidad que tanto añoras con una tendencia que se originó en la Península Ibérica y se extendió a países como Turquía, Marruecos y las naciones bálticas, para demostrar que por más moderno y cosmopolita que sea un lugar, siempre habrán formas de armonizarlo con el verdor y la belleza de los paisajes que regala el ecosistema.

Este estilo mediterráneo te permitirá crear un ambiente fresco y relajado en tu casa, que te remontará a esas entrañables vacaciones a orillas de la playa, sin importar que tan lejos puedas estar de ella. ¿Te gusta la idea? Sigue leyendo este artículo y descubrirás todos los encantos de esta agradable propuesta que podrás llevar a tu casa.

Claves para conseguir el estilo mediterráneo en casa

Para que puedas tener en tu hogar el frescor y la relajación del mar Mediterráneo debes poner en práctica los siguientes consejos.

Apuesta por la luz natural

Un punto clave en la decoración mediterránea es el aprovechamiento de la luz solar. Puedes colgar cortinas semitransparentes como las de visillo, para que la luz penetre con facilidad. Además, son un excelente recurso para sacarle el mayor de los provechos a tus ventanales. No las subestimes.

Para protegerte de las olas de calor nada mejor que suaves telas como el algodón o el lino. Su ligereza te beneficiará cuando las temperaturas empiecen a elevarse. Llévalas también a los cojines y te enamorarás de su frescor.

Escoge tonos claros como el blanco o el crema y crea interesantes contrastes tiñendo de verde oliva, ocre o aguamarina las paredes. Ellos dan la ilusión de un espacio más amplio, sin mencionar la elegancia y la belleza que denotan en los ambientes.

Los distintos matices de azul y verde son una apuesta segura si optas por este tipo de decoración, pues emulan al océano y te harán sentir toda su serenidad. Complementa con madera en las vigas o en los muebles, o con ladrillo caravista en el suelo, y habrás realizado la mejor elección.

Lo sofisticado del aspecto rústico

Elige piezas con un toque de rusticidad para darle un enfoque mediterráneo a tu hogar. Atrévete a transferir lo mejor de la naturaleza a tus estancias con flores, plantas y vasijas hechas de barro.

Si buscas una alternativa al uso de pintura en tus muros, los revestimientos de cerámica te fascinarán. Otras opciones más modernas son el mármol, el yeso y la piedra de pizarra que, sin mucho mantenimiento, te darán un hermoso acabado.

El hierro forjado es otro de los grandes protagonistas en el estilo mediterráneo. Es muy común encontrarlo en piezas como espejos, marcos o lámparas, así como en los muebles, cuadros y hasta portarretratos. Conjuga perfectamente con el mimbre y la madera, y lucirá estupendo en cualquier rincón.

La ventaja de los detalles mediterráneos es que pueden aplicarse en todas las habitaciones, pero particularmente en los dormitorios, donde debe imperar el minimalismo y la sencillez que lo distingue. Sin recargar demasiado, puedes emplear estampados marineros sobre fondos blancos, con uno que otro mosaico hecho a mano, ya sea en una viga o en la cabecera de la cama.

En cuanto a las superficies, no dudes en escoger las menos tratadas pues las imperfecciones las hacen idóneas para un decorado más natural. Asimismo, un piso de madera te dará el realce que tanto andas buscando y que se notará con solo abrir la puerta de la casa. ¿No te parece maravilloso?

Fusión de influencias

Te lo acabamos de decir, pero es bueno que lo entiendas. Una excelente alternativa y además económica, es incorporar mobiliario de mimbre con madera “lavada”. No solo es el más típico de todos, sino que goza de la calidad y resistencia que casi ningún otro material puede ofrecer. Estupendo para una terraza, un pasillo o el interior de un apartamento en la playa.

El concepto estará completo si añades macetas, ánforas o jarrones inspirados en las culturas costeras. Selecciona los que estén fabricados en tonalidades claras, casi “terrosas”.

Usa tu imaginación e ingenio para darle un uso diferente al mimbre. Puedes sumarlo a las lámparas de techo o a pequeñas lámparas de mesa. Incluso puedes separar espacios o áreas fácilmente con un biombo del mismo material. Será un elemento original y distintivo.

Una moda que funciona

Incorporar piezas con toques marítimos es una gran elección para complementar la decoración. Esta manera de adornar puede ser muy pintoresca, pero también puede resultar muy distinguida si se sabe utilizar. Por ejemplo, puedes usar jarrones para colocar flores o para guardar tus paraguas.

Las plantas no pueden faltar en el jardín, si dispones de uno, o en el interior. Ellas llenarán de vida hasta el último rincón de tu hogar. Personaliza con su ayuda los variados ambientes, complementando con piezas de metal o vidrio.

Con la decoración mediterránea tendrás espacios modernos, pero la mayor ganancia, es que te sentirás como a orillas del mar, con ese romanticismo que lo engalana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...