Ideas para decorar salones rústicos

Si quieres algunas ideas para hacer más llamativo un salón rústico o dar un toque más natural o rural a tu vivienda de la ciudad, con estas claves podrás ponerte manos a la obra.

Consejos prácticos para decorar tu salón rústico

Si tienes una casa en el campo o en la ciudad y quieres conocer algunas ideas para decorar salones rústicos y estar al tanto de las últimas tendencias en este estilo para darle a esos espacios un aire natural, acogedor y tradicional, no des más vueltas porque aquí se muestran algunas claves fundamentales para que el trabajo se te haga más fácil.

Así que para que vayas teniendo una imagen más formada de la reforma, decoración o rehabilitación que deseas hacer, solo ten en cuenta que lo rústico, aunque está asociado a lo rural, también puede ser usado en los apartamentos de la ciudad, porque dentro de este término hay múltiples divisiones, desde lo más tradicional hasta lo más contemporáneo.

En las zonas urbanizadas lo rural se impone y muchas viviendas le han dado un look rustic chic que consiste en usar los mismos materiales que definen a este estilo (madera, piedra, barro y fibras naturales), pero dándole un toque minimalista y usando tonos neutros con acabados en hierro, con ladrillo a la vista, además de con hormigón o madera.

Una de las ventajas del estilo rústico en los salones es que difícilmente pasará de moda, porque es un clásico que se mantiene en el tiempo y luce bien tanto en la montaña como en la ciudad. Lo más tradicional está asociado a la piedra en las paredes, vigas de madera y suelos de barro, pero si la casa está en una zona montañosa es usual un piso revestido de madera.

Pero, en este año 2017 existen algunas tendencias que debes saber para que escojas la que más sea de tu agrado y te mantenga a la moda. Por ello, se muestran algunas alternativas que se están imponiendo en las distintas viviendas de España: lo pequeño, lo moderno y lo clásico.

Las últimas tendencias del estilo rústico

Rústico y pequeño

Para las casas o apartamentos con salones pequeños el primer objetivo será crear un espacio con mucha luz, así que unas grandes ventanas ayudarán a dar la impresión de amplitud. Además, puede ayudar colocar piedra grande en las paredes para que concentre el calor del día y hacer el ambiente más cálido.

Para complementar el estilo puedes optar por butacas de madera o un sofá vintage. Para hacerlo más acogedor te recomendamos velas de colores pasteles y unos cojines que combinen con ellas, y si colocas una mesa antigua o usada tendrás el elemento que falta. Pero, si además cuentas con una pared donde el ladrillo esté a la vista será ideal para enriquecer el estilo que quieres obtener.

Otra cosa importante, no te dejes llevar por colores muy llamativos porque pueden sobrecargar el espacio. Inclínate por los tonos neutros y claros que darán más respiro y limpieza al salón. Asimismo estos colores sirven de contraste con los materiales que usarás en el ambiente rústico.

Rústico y moderno

Aunque parezca imposible tener un ambiente moderno y a la vez rústico en tu salón, no lo es, por el contrario hacen una excelente combinación los elementos contemporáneos y lo vintage porque crean un contraste armonioso que le da estilo y personalidad al espacio.

Para crear un salón con estas características solo tienes que tener presente algunos detalles: una pared que quede como obra gris o en bruto, un techo de madera o artesonado y muebles de palés. Con esto puedes empezar a darle el toque rústico al espacio, esto se puede complementar con una lámpara de mesa y una planta de hojas grandes que llamen la atención para colocar verdor en el ambiente.

Para los espacios amplios y luminosos tipo loft que tienden a ser fríos, lo rústico puede transformar el ambiente para darle mayor calidez. Con ladrillos en las paredes, vigas y techo de madera, además de varios muebles antiguos, puedes darle un giro al entorno del salón.

Si quieres conseguir un toque más personal los palés serán una idea genial, existen distintas propuestas sencillas y originales que puedes desarrollar tu mismo porque estos armazones de madera son ideales para el DIY (do ir yourself). Así que puedes elaborar un par de sillones y una pequeña mesa que sirva de centro para el salón.

Rústico y clásico

En los ambientes rústicos más tradicionales no puede faltar la chimenea, un elemento que no podía omitirse en las decoraciones de salones más antiguas de hace siglos porque propiciaba el encuentro alrededor del calor que emitía y hoy es primordial para hacer más amigable y familiar el hogar.

Pero la chimenea no es exclusiva de los ambientes rurales, también se puede incluir en los hogares urbanos, aunque para que el estilo no choque con las características de tu hogar se aconseja ubicarla en una columna de la pared para que sorprenda en el momento de encenderla. Asimismo se le puede dar mayor importancia y colocarla como un centro de la vivienda, para que sea visible desde varios puntos del salón.

Por supuesto, las ventanas amplias para llenar de luz el salón y las paredes vestidas de piedra o ladrillo a la vista no pueden quedar fuera en este estilo tradicional o clásico, así como las vigas de hierro y los suelos con barro o revestidos de madera.

Siguiendo estos consejos podrás llevar a tu casa el estilo rústico. Ahora solo te queda ponerte manos a la obra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...