Ideas prácticas para diseñar la habitación para huéspedes

Decorar la habitación para húespedes no es cosa sencilla. Por tal motivo, en esta ocasión os dedicaremos a detallar de qué manera se puede ambientar determinado sitio para recibir a nuestros invitados, cómo conviene armarla y qué debemos tener en cuenta.

En varias ocasiones, es posible que nos suceda de invitar a amigos, familiares o bien, a un compañero que no vemos hace mucho a cenar a casa. El tema principal aparece cuando se hace tarde y no hay medio de transporte que logre llevar a nuestros agasajados a su hogar. ¿Qué podemos hacer? Pues invitarlos a quedarse a dormir y para ello, en esta ocasión, si todavía no tenemos idea alguna, qué mejor que comenzar a informarnos sobre cómo diseñar la habitación para huéspedes.

Cómo diseñar una habitación de huéspedes

Para comenzar, lo que debemos hacer es pensar, por ejemplo, en cómo nos gustaría encontrar la habitación si llegamos a un hotel. Desde luego que si seleccionamos un ambiente que no es muy cálido, tiene humedad y no posee luz, y encima de todo, lo decoramos con la cama más vieja y el colchón más antiguo, no causaremos una linda impresión, ¿no les parece?

Ahora si, pasemos a detallar punto por punto para lograr una mejor organización:

Cama cómoda: Uno de los ítems más relevantes al momento de poner manos a la obra en el cuarto de “invitados” es la cama. Y para ello tenemos que tener en cuenta que la selección de la misma debe ser cómoda, con las mejores almohadas (hipoalergénicas en lo posible) y unas delicadas y aromatizadas sábanas suaves. ¿Un buen consejo sobre cómo elegir éstas últimas? Pues observemos detenidamente los materiales de la tela, el tamaño y el número de hilos. En el caso de tener un pequeño armario, lo recomendable es que guardemos una buena manta de lana o polar. Ventilación y ruidos: Desde luego que el ambiente debe estar completamente ventilado, a fin de evitar la acumulación de polvo y encierro. Para lograrlo, solamente tenemos que tomarnos el tiempo de abrir las ventanas de vez en cuando con el objetivo de que ingrese aire fresco. Pero suponiendo que la habitación no tenga ventilación, lo recomendable es que compremos un aire acondicionado o sino, un ventilador para conseguir un poco de frescura.

En tanto el caso de los ruidos, lo mejor que podemos hacer es proveerles a nuestros agasajados un sitio donde se sientan cómodos y sobre todo, relajados.

Instalaciones: En lo que respecta a las instalaciones en la habitación de los huéspedes, podemos añadir, por ejemplo, un buen televisor; un reproductor de DVD y colocar alguna estantería con películas estreno o clásicas; una mesita de luz por si el invitado lee o desea tener iluminación tenue en horas nocturnas; un perchero y si somos un poco más quisquillosos, podemos incorporar en cada extremo de la cama una alfombra de decoración.

Limpieza de la habitación: Finalmente, previamente a ofrecer el cuarto, es de gran importancia que echemos un vistazo a cómo está el mismo y sobre todo, si debemos pasar un trapo en el piso (en el caso de no tener alfombra), pasar la aspiradora o bien, lanzar desodorante de ambiente frutal o cítrico.

Foto: Habitación por Daquella manera en Flickr
Fuente: arquitecturadecasas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...