Ideas prácticas para hacer de tu casa un paraíso infantil

Con el verano los chicos tienen tiempo de ocio que pueden aprovechar para sacudirse la tecnología y experimentar juegos y actividades en el hogar. Acá algunas ideas para su disfrute.

habitacion infantil

Llegaron las vacaciones de verano y, por lo general, los chicos están en casa todo el día. Aunque es fácil caer en la tentación de dejarlos a sus anchas para que estén la mayor parte del tiempo viendo la televisión, anclados a los videojuegos o manipulando sus tabletas u ordenadores, es mejor transportarlos a diversiones sencillas que los obliguen a estar activos.

Expertos señalan que no es bueno dejar que los niños estén tan expuestos a la tecnología. Una consecuencia innegable es el aumento de la obesidad a causa del sedentarismo que genera el exceso de uso de aparatos digitales para el ocio.

Tal vez no cuentes con el espacio ideal para crear una sala de entretenimiento, pero acá mostramos algunas invenciones fáciles y prácticas que puedes adaptar a tu vivienda para que los pequeños se pongan en movimiento y disfruten el tiempo libre, sin tener que recurrir a baterías ni enchufes. Una conexión a un pasado no tan lejano, donde el uso de un balón y una carrera en el parque eran detonantes de la más absoluta alegría.

Deslizarse a la diversión

Instalar un tobogán no es tan difícil si posees una terraza o un patio jardín con árboles. Igualmente puedes elaborar uno improvisado si tapas una parte de las escaleras con cartones o con un material plástico que no sea muy rígido, de modo que los niños puedan deslizarse sin problemas y sin lastimarse. A cualquier chico le encantará bajar y subir de esta forma tan peculiar.

Cuando llevamos a nuestros hijos al parque, uno de los lugares que siempre les saca sonrisas es el colorido cuarto de pelotas, donde se sumergen, saltan y se acuestan. Esta experiencia puedes recrearla en tu morada si compras las bolas y las colocas en un sitio pequeño o una habitación reducida. También si posees una piscina inflable, puedes llenarla con las esferas para el deleite de tus niños. Una caja rígida grande, un corral o una cuna son igualmente aptas para ese fin. Esta actividad estimulará sus sentidos.

Qué chiquillo no ha soñado alguna vez con tener una casa en el árbol, como muestran muchos filmes familiares norteamericanos. Sin embargo, no es necesario que inviertas una fortuna colocando una de ese estilo. Con adecuar cualquier rincón a manera de cabaña o tienda de campaña para que sea su espacio secreto o privado, será suficiente. Puedes usar un área libre de su cuarto, de la terraza o el jardín. Emplea lonas y tablas (si es en el exterior) o una sábana y sillas para fabricarla. Pide ayuda para que sea segura.

Vaivén de emociones

Si posees plantas de tronco resistentes que estén juntas o cercanas entre sí, una opción es colgar una hamaca, pues a ellos les encanta mecerse. Dentro de casa puedes hacerlo empotrando argollas en dos paredes enfrentadas. Si tu vivienda es grande puedes mandar a colocar una red en una de las habitaciones para que los niños salten y jueguen sobre ella. Lo ideal es contratar a un experto para que así no correas riesgos.

Ponerse en forma también puede ser divertido. Puedes comprar aparatos y barras infantiles para armar un mini gimnasio. Instalar una pared para escalar es otra buena alternativa para que se ejerciten y drenen su energía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...