Inspírate con estas casas de cine

Si te gustan las casas de películas, entonces toma inspiración con estos excelentes ejemplos.

Deja que estas casas de cine te inspiren

Hay una casa en cualquier película que siempre recordarás. Bien sea por su decorado, por su dimensión, por las emociones que trasfiere o, simplemente, porque te gustó.

Son muchas las razones por las que encontraríamos nuestra morada favorita en las películas que hemos visto.

Películas de fantasía

Seguramente son las más atractivas por la imaginación que emplean los guionistas y directores en el desarrollo de estas películas, ya sea en el cine moderno o en las películas antiguas.

Iniciamos con las casas de los hobbits en El Señor de los Anillos. Cuevas en una colina y envueltas de praderas verdes. Un pequeño jardín y puertas de madera consumaban una morada despampanante

En la versión antigua de “Eduardo Manostijeras” nos encontramos con un castillo en mitad de un sector colorido, algo difícil de olvidar. No era ordenada ni placentera, pero sí sugerente.

La mansión de la familia Wayne o la mansión donde Batman tenía su guarida también es algo memorable, en cualquier versión de la película. Envuelta de ostentaciones, el hombre murciélago ocultaba su cueva secreta.

Películas de terror

El cine fantástico continúa diciendo presente, pero esta vez se diferencia por el halo de miedo y misterio que traspasan estas residencias o, en ciertos casos, mansiones y castillos.

Un clásico es El Castillo de Drácula, no solo por el susto que infundía, sino también por el tipo mobiliario  y la decoración que se puede hallar en esos antiguos lugares.

Nosferatu, El Baile de los Vampiros o  Drácula son algunas de las películas con un peso inmenso y pudieron haberse quedado labradas en la memoria del público.

El Orfanato, Expediente Warren o Los Otros han aportado a mitificar ciertas casas, no por lo placenteras que resalten a la vista, sino por lo que significan.

Películas históricas

Las casas que nos narran un cuento, ya sea nuevo o viejo, igualmente gozan de un hechizo exclusivo.

Aunque que la tecnología no hubiera avanzado, que no posean muebles adecuados a las necesidades de la actualidad y el orden sea escaso, a varios les encantaría  estar al corriente sobre qué se siente vivir en ellas.

Sin embargo, aunque la película sea una novela triste, numerosos se acuerdan de la casa en donde Adrien Brody se protege en El Pianista. Sin hacer algún sonido, sin salir al mundo exterior, una infame prisión.

Asimismo conmemoramos otras basadas en la Segunda Guerra Mundial como La Vida es Bella, aunque en este género las tramas no se desarrollan dentro de las casas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...