Inspírate en estos objetos y lleva el desierto a tu terraza

Deja que el verano venga a ti al mejor estilo del desierto y alegra tu espacio con sillas, hamacas, fibras, plantas y objetos decorativos terrenalmente paradisíacos.

El desierto en tu terraza

Fuente: diariodesign.com

Llegó el verano y con él la posibilidad de disfrutar del sol y su particular energía, aún estando en casa. Rodéate en esta época de objetos que te hagan vibrar, aprovechar las bondades del aire puro y por qué no, ofrecer un estilo desértico a tus estancias. Está de moda llevar el desierto a la terraza. Crear un espacio terrenalmente paradisíaco es posible si la inspiración se acompaña de acción, detalles y buen gusto.

¡No dejes nada a la suerte! Elije sentirte cómodo y fresco. Comienza por escoger para tu terraza, balcón o jardín plantas desérticas. Cactus y otras especies similares resistirán muy bien el sol y el calor del verano. Para evitar que alguien se pinche -en especial los niños- puedes usar cactus de resina.

Estos cactus son elaborados a mano y guardan un impresionante parecido con la planta natural, además de una singular belleza. Pueden adaptarse a cualquier lugar. La resina, el líquido viscoso que se obtiene de algunos árboles y se solidifica con el aire, es la base de este objeto decorativo. También se consiguen en las ventas artesanales y entre objetos para terrarios.

Un oasis inspirado en el desierto

Si la terraza cuenta con piscina no será difícil convertirla en un oasis. Agua y vegetación convergerán en el diseño de tu espacio exterior. Pero aún cuando carezca de ésta, la terraza podría ser un paraje de ensueño, libre de tropiezos. El estilo desértico invita a dejar de lado los grandes muebles y hacer mano de sillas tipo mariposa. La silla Butterfly vestida de yute y lana imprime color y personalidad. Es sencilla, cómoda y reciclable. Todo un clásico.

El puf de Alseda, elaborado con fibra de bananera, es otro objeto de valor en la terraza. Sirve de mesa principal o auxiliar y hasta de asiento. También es utilizado para apoyar los pies, así que es multiusos. La salvedad es que debe estar entre el sol y la sombra, pues el sol directo acabaría tostándola.

Para acompañar estás sillas, podría optarse por mesas también artesanales, elaboradas en barro. De dimensiones pequeñas y hechas de cerámica roja o negra, podrían estar ubicadas de tal forma que no resten espacio. A sus pies puedes disponer alfombras tejidas con fibras de cáñamo, livianas y resistentes, lo mejor en decoración por estos días. Provienen de la India.

Inspírate y descansa

Cuando todo esté dispuesto en la terraza y se haya marchado la visita, lo deseado será un descanso. Pueden sugerirse cientos de opciones para el disfrute al aire libre, sin embargo, para conservar la temática del desierto, toca reinventar. La hamaca tradicional de algodones naturales es el punto de partida. El modelo Swing garantiza el buen uso del espacio.

Hamacas cubiertas, tipo tienda, tejidas, cual mecedoras, o tradicionales, siempre hechas con hilos o fibras naturales, lucen muy hermosas. Figuran como grandes aciertos en la decoración, pueden ir individuales, adornadas con cojines o mantas de colores cálidos.

No todo está dicho, puede agregarse mucho en este estilo. Es cuestión de observar lo disponible en casa o en el mercado. No deben descartarse las innovaciones desde lo existente. El reciclaje y la restauración de esas piezas únicas e insustituibles.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...