King Edison: lámparas de cuento

Young & Battaglia pone a nuestra disposición estas maravillosas lámparas que combinan el ingenioso diseño de Edison con unas arañas de bronce en miniatura brillando tras el vidrio.

Lámparas de cuento

En más de una ocasión hemos hablado de lámparas de cuento y otros sistemas de iluminación que sorprenden por su originalidad y encanto, pero al igual este término era más metafórico que literal. Esta vez, no os traigo una lámpara sacada de las páginas de Aladín, pero perfectamente podría haber sido así. Se trata de un detalle decorativo ideal para la casa de cualquier anticuario: una lámpara de techo diseñada por Young & Battaglia, cuyo nombre ha sido elegido como “Rey Edison” y que combina estupendamente ambos conceptos, el de la magnificencia y el glamour de una araña palaciega de bronce, junto con el primitivo invento de Thomas Alba Edison.

La imagen plasma esto que acabo de describir: la lámpara está constituida por dos piezas bien diferenciadas, la primera es esa bombilla de forma casi esférica y transparente a la que tanto estamos acostumbrados. Y la segunda es una araña de bronce en miniatura que si la analizamos aisladamente, más que de un cuento parece extraída de una casita de muñecas. La araña se ha insertado en el interior de la bombilla de vidrio, consiguiendo un conjunto tremendamente atractivo que pende de un cable trenzado de seda, con algunos accesorios más de cromo satinado.

Esta maravillosa lámpara se fabrica según demanda. Su capacidad de iluminación está más encaminada a una luz de ambiente y puramente decorativa, pero una colección de tres o cuatro lámparas de este tipo puede iluminar suficientemente nuestros espacios y darles un aire mágico. Personalmente, las veo ideales para decorar un estudio y concretamente una librería o cualquier rincón de la casa destinado a la lectura. La inspiración que nos producen las páginas de un buen libro, puede incrementarse notablemente cuando las leemos desde un elegante butacón iluminado ténuemente a la luz de estos Reyes Edison, a los que yo hubiera bautizado más bien como “Reinas Edison”.

Pero siendo de la realeza -y en eso coincidimos todos- lo que era seguro es que este increíble detalle de iluminación no iba a resultar barato ni mucho menos regalado. Como podemos comprobar en la web oficial de Young & Battaglia, cada lamparita cuesta 480 libras, lo que dispara económicamente todas las ideas que nos habían asaltado la mente mientras llegábamos hasta aquí. Ahora sí que podemos entender por qué es una lámpara de cuento. Una lámpara inalcanzable para muchos. Ya sabéis que los finales felices solo existen en los libros.

Fuente y foto: Mineheart

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...