La lámpara que sortea todos los obstáculos

Choi Hyeryong y Choi Ho Seok son los creadores de esta lámpara con cuerpo elástico capaz de moldearse a nuestro antojo para que podamos integrarla en cualquier habitación sea cual sea su decoración.

Lampara ajustable, arriba

¿Verdad que cuando colocamos una lámpara de pie al fondo del salón para iluminarlo mientras vemos la televisión por la noche, resulta que la lámpara no nos encaja bien con el mobiliario por haberla comprado un tiempo después a los muebles, y encuentra obstáculos allí donde la colocamos? El sofá, los cuadros… todo parece ser un estorbo para nuestra nueva lámpara y a veces nos gustaría retorcerla para que adoptara una forma a nuestro antojo y se amoldara perfectamente a nuestra decoración. ¡Tranquilidad! Esa lámpara ya ha llegado.

Se llama Ivy, y ha sido diseñada por Choi Hyeryong y Choi Ho Seok. Es mucho mejor que una lámpara de pie porque ésta que os muestro hoy, aunque suple exactamente las mismas funciones, presenta una peculiaridad y es que no necesita una base donde apoyarse en el suelo, sino que se trata simplemente de un cable que sale directamente desde el enchufe y podemos moldear en todas direcciones hasta que el punto de iluminación encuentre el hueco adecuado en la decoración. Así pues, podemos orientar la luz a nuestro antojo, aunque en este caso, el portalámparas es de un diseño más juvenil -con forma rectangular- que puede encajar mejor en las habitaciones.

Lampara ajustable, abajo

En cualquier caso es un invento magnífico porque nos facilita por fin su integración en el hogar y nos permite elegir entre diferentes colores. El cable es de un grosor reducido y puede ser moldeado libremente, manteniendo siempre la resistencia suficiente para sostener la lámpara en el aire. El diseño es parecido a esos muñecos cuyas extremidades están hechas con alambre y podemos colocarlo en todo tipo de posiciones. De esta forma, el cable puede trazar rectas o diagonales, en función de nuestro gusto, si va a quedar a la vista, o bien podemos tratar de ocultarlo detrás del mobiliario en la medida de lo posible hasta la salida de luz.

La lámpara Ivy nos ayuda a conseguir una decoración bonita y de forma original. Esta es la lámpara que esquiva los obstáculos hasta encontrar la salida al laberinto y orientar su propia luz. Esté o no esté presente el cable que la acompaña no importará en absoluto, dado que al estar pintado todo del mismo color, genera un efecto de unidad en el diseño, agradable a la vista. Olvidaos de todos los trastos que tengáis por medio, porque esta lámpara, ahora sí, funciona de manera diferente.

Fotos: Pinterest

Más información: Yanko Design

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...