La tela vaquera también para el hogar

La tela vaquera entra en el mundo del interiorismo y se aplica como textil en colchas y cubresofás para ofrecerle un aspecto totalmente renovador al hogar.

Tela vaquera

Los pantalones que se han estilado siempre han sido los vaqueros, son los que pueden ofrecernos formalidad si son lisos y oscuros, los que pueden dotarnos de jovialidad si la tela va rasgada y presenta decoloración, los que se adaptan a las nuevas tendencias ofreciéndole acabados de pitillo, acampanados o de culo caído… la tela vaquera como textil ha triunfado siempre en el mundo de la moda, no solo en pantalones sino también en camisetas, cazadoras y zapatillas. Algunas de estas prendas se han contagiado del “vaquerismo” y son solo una simple imitación, pero han ido haciéndose un hueco en el mercado. Y ahora también esta tela ha llegado para cubrirnos por las noches.

Se trata de esa colcha que podéis observar en la fotografía. Los modernos dirán que está hecha con “denim”, pero para los clásicos sigue siendo tela vaquera de toda la vida. El gran atractivo de este textil ahora puede estar presente también en la decoración del hogar. Si tal vez no es lo que más os agrada o encaja en vuestra habitación, puede ser una buena alternativa para colocar como cubresofá o en cualquier otro mueble que requiera una funda encima. Las ventajas de este material no cabe decirlas: más allá de su propio atractivo, destaca la resistencia de la tela, tanto al desgaste por uso como por lavado.

No sé si este tipo de colchas se venderán ya en tiendas como El Corte Inglés o podremos encontrarlas por Internet, pero ya sabéis que con un poco de maña en el arte del corte y confección, bastará acudir a una tienda de tejidos que tengamos cerca de casa y crearla nosotros mismos. Viendo el ejemplo, podemos apreciar que los cortes de tela no presentan ningún remate para de esta forma potenciar el envejecimiento de la tela, lo que facilita en gran medida el trabajo de coser. Y, si la cosa nos sale bien, y no hay nadie haciéndonos competencia, tal vez sea ésta una buena idea para desarrollar nuestro propio taller de textiles vaqueros para el hogar. ¿Qué decís? ¿Triunfaría?

Por la parte interior de la tela siempre podemos añadir algún fieltro más calentito si queremos que la colcha nos tape directamente sin más sábanas de por medio, para fortalecer así el confort y la comodidad, y perdernos en ensoñaciones rápidamente.

Foto: Muffet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...