Ladrillo a la vista para decorar nuestras paredes

El reciclaje de paredes que les enseñaré se basa en un recurso clásico de decoración. En muy pocos pasos, podremos darle a nuestras paredes el efecto de ladrillos a la vista. Una forma de decoración muy elegida para los diferentes ambientes de los hogares.

Ladrillo a la vista para decorar nuestras paredes

Ladrillo a la vista para decorar nuestras paredes

¿Cuántas veces hemos deseado cambiar el aspecto de nuestras paredes? ¿Y cuántas de esas veces han quedado en solo deseos? Me imagino que la gran mayoría se encuentra en esta última situación.

El redecorar las paredes implica un poco de paciencia, tiempo y dedicación. Por ello, en muchas ocasiones, estos cambios no se terminan concretando. Sin embargo, en esta oportunidad, les voy a mostrar una forma sencilla para darle a las paredes un aspecto totalmente nuevo.

El reciclaje de paredes que les enseñaré se basa en un recurso clásico de decoración. En muy pocos pasos, podremos darle a nuestras paredes el efecto de ladrillos a la vista. Una forma de decoración muy elegida para los distintos ambientes del hogar.

Pues bien, comencemos con los materiales necesarios, y luego manos a la obra.


Para imitar el ladrillo a la vista en nuestras paredes, necesitaremos:

  • Acrílicos de varios colores: negro, rojo borgoña, naranja, verde cemento y siena tostada.
  • Látex blanco.
  • Cinta de enmascarar de 1 cm de ancho.
  • Varios: Enduido, espátula, arena fina, hilo de algodón, tiza, paño, sellador y pinceles de cerda comunes.

Nuestro primer paso será marcar sobre la pared que deseamos decorar, unas líneas paralelas a la línea del piso. Para realizar esto debemos preparar un hilo entizado, es decir, debemos pasar una tiza por el hilo, y luego, mientras lo sujetamos por los extremos, lo tensamos contra la pared. Acto seguido, tiramos desde el centro hacia afuera y soltamos. Esto hará que la tiza se marque en la pared, por ende, tendremos nuestras líneas horizontales marcadas.

Decoración de paredes en pocos pasos

Decoración de paredes en pocos pasos

Las líneas horizontales deben estar separadas por 6 cm. Posteriormente, comenzaremos a marcar el largo de un ladrillo en cada línea. En la primer línea horizontal marcaremos todo el largo del ladrillo, en la segunda, comenzaremos marcando medio ladrillo y luego de uno entero, y así iremos intercalando las medidas en las sucesivas líneas horizontales. Después enmascaremos con la cinta de enmascarar, las marcas horizontales y verticales.

Nuestro segundo paso consiste en mezclar el enduido con la arena, usando una proporción de 6 cucharas de enduido por 2 de arena. Lo mezclamos bien con la espátula y luego cubrimos el espacio del ladrillo de la pared (el espacio que queda entre las cintas) con este material. Aquí un consejo, cuando finalizamos de cubrir la hilera de ladrillos con el material, pasaremos la espátula en forma plana por cada ladrillo, así luego no tendremos que lijar.

Aún estando fresco el material, sacaremos la cinta de enmascarar. Hacerlo en ese estado es mucho más fácil que retirarlo cuando el material ya se haya secado. Luego, sí dejamos secar el material.

Nuestro próximo paso consiste en pasar sellador sobre los ladrillos, y, acto seguido, los pintamos con una mezcla de los acrílicos rojo, naranja, siena tostada y un poquitito de negro. Terminado eso, pasaremos un paño húmedo con sellador sobre los ladrillos y dejamos secar.

Para finalizar con este reciclado de paredes, colocaremos sellador sobre toda la pared. Para las juntas, haremos una mezcla con látex, un poquito de acrílico verde cemente y negro y un poco de arena, y las pintaremos con un pincel. El último toque que haremos, aprovechando lo que quede de la pintura de las juntas en los ladrillos, será pasar un paño sobre los ladrillos para suavizar su color.

Espero les haya atraído el post y lo lleven a la práctica en sus propias viviendas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...