Lámparas al desnudo

Lee Broom ha rescatado el protagonismo original de la bombilla, vistiéndola con cristal tallado inspirado en los vasos de Whisky.

Lámparas al desnudo

Cuando entramos en una casa y vemos una bombilla al descubierto, pensamos que los dueños todavía no han colocado la lámpara que toca, bien porque la han cambiado, están reformando el piso, todavía la tienen que comprar… pero no pensamos que se vaya a quedar así eternamente, porque las bombillas al descubierto no nos resultan atractivas ni apropiadas, como si realmente se encontrasen desnudas y les faltase ese envoltorio rimbombante con el que solemos vestirlas.

La lección que nos trae hoy Lee Broom es que esto no tiene por qué ser así. Es cierto que las bombillas en sí mismas no resultan demasiado atractivas, con esa forma de tubérculo transparente, dejando ver tras de sí su filamento; ni mucho menos ahora resultan más bellas las nuevas bombillas de bajo consumo, más gruesas, más alarmantes y más caras. Pero, ¿y si les diéramos una nueva estética a esas bombillas? La propuesta de Lee Broom pasa por hacer bonitas a las bombillas tradicionales y vestirlas con cristal tallado para que podamos presumir de ellas.

Estas bombillas funcionan con LED y, como siempre, lo bonito y bueno cuesta caro porque este sistema de iluminación roza los 100 euros. Pero lo cierto es que ofrece posibilidades decorativas innovadoras, recuperando el protagonismo inicial de la bombilla, proporcionando una belleza de gran elegancia y ocupando mucho menos espacio que el que supone cualquier lámpara moderna. Como apreciáis en la fotografía, las bombillas no tienen por qué estar al ras del techo, sino que penden de majestuosas cuerdas que podemos colocar a diferente altura para ofrecerle un toque mágico al lugar.

Cada lámpara de este cristal de plomo está elaborado a mano con técnicas totalmente tradicionales, cortadas manualmente con un patrón inspirado en los vasos de Whisky. El bulbo de cristal está diseñado para ser adaptado a cuanquier instalación de techo, pared o lámpara de pie. Pueden colgarse en solitario o en grupos, eso ya va a gusto de cada cual. En el caso de adquirir varias -lo que me parece lo más acertado, pues una en solitario no diría demasiado-, podemos optar por la elegancia y colocarlas en línea, o por el dinamismo y la modernidad y seguir una distribución asimétrica. No sé si seré yo, pero la luz que irradia cada una de estas bombillas parece mucho más cálida y mágica que las que desprenden las lámparas tradicionales, ¿o no?

Fuente: Leebroom

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...