Las arañas gigantes de Friederich van Schoor

El autor de este invento nos regala una imagen que asusta de lejos: dos arañas de tamaño sobrenatural encerradas en una habitación. ¿Te apetecería verlas?

spider projection from Friedrich van Schoor on Vimeo.

Sería todo un detalle que el diseñador alemán Friedrich van Schoor nos revelara los ingeniosos mecanismos que ha utilizado para conseguir eso que observamos en el video. Sobre todo si deseamos gastarle una broma buenísima a alguien, o si tal vez preferimos vengarnos por algo, o sencillamente queremos hacer que la gente pase miedo, ideal para la noche de Halloween. Lo que ha conseguido es mostrar al mundo un par de arañas de dimensiones sobrenaturales como las que Harry Potter y Ron Weasley se encuentran en el famoso bosque. La diferencia es que aquellas estaban hechas por ordenador y éstas que os digo son completamente reales.

Pero sí, hay truco. Se trata de una proyección, pero los movimientos y la forma de las arañas son totalmente reales. Esta instalación consigue un efecto óptico muy creíble, proyectando sobre los cristales del inmueble esas tremendas siluetas. Friedrich lo que hizo fue crear previamente una maqueta del edificio que observamos en el vídeo. Cuando finalizó la reproducción del mismo, insertó en la habitación acristalada dos pequeñas arañas. Y acto seguido, procedió a grabarlas durante un tiempo, observando cómo se desenvolvían libremente por su pequeña maqueta, trepando por las ventanas y correteando por las paredes. Después, ya podéis intuir lo que hizo. Con esta grabación en sus manos, proyectó las imágenes en el edificio real, dando la falsa ilusión de que las arañas están presentes en la habitación. En realidad, todo es un vídeo y ambos arácnidos son del tamaño habitual, pero dada que su forma y sus movimientos son totalmente reales -porque están grabados- la credibilidad es doble.

Verlas en movimiento correteando por los cristales es una imagen que asusta a cualquiera y la verdad es que nos tienta si pensamos en la posibilidad de poder gastarle la broma a alguien. Es una pena que no podamos adquirir todo este sistema como un mero objeto de compra-venta, pero siempre podemos quedarnos con la idea y tratar de imitarla. Después de todo, solo necesitaríamos elegir el lugar ideal dónde proyectaríamos las arañas, realizar una maqueta a pequeña escala del sitio, introducir unas arañas y grabarlas, y después hacer uso de un proyector. Sin duda alguna, el autor de esta idea ha sabido escoger muy bien el lugar, totalmente acristalado, a una altura casi a pie de calle, acentuando todos los elementos necesarios para dar miedo. Miedo de verdad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...