Libros reciclados en forma de arte

Dale un sentido arquitectónico a tus mejores obras literarias y enmárcalas en la pared para conseguir un efecto decorativo lleno de originalidad.

Decoracion Libros reciclados

Me fascinan los libros, me fascina leerlos y empaparme de historias. La compañía de un buen libro siempre es grata, bajo el brazo, en la mano o encima de una estantería, y es que también puede constituir una forma decorativa particular para integrar en el hogar. La forma más tradicional es la de encontrarlos ordenados en una fila encima de un estante… pero la idea de Recycled by Katri nos da una nueva alternativa para convertir nuestros libros en auténtico arte.

La fotografía nos deja sin palabras. Se han abierto diferentes nichos en la pared y se han creado estanterías internas en las que se amontonan varios libros en diferentes posiciones: tanto de pie como tumbados, tanto en vertical como en horizontal… los libros forman distintas composiciones y dan lugar a una especie de cuadros diferentes entre sí y con un potente poder decorativo. Aunque parece que la idea original es la de reciclar libros viejos y emplearlos a modo puramente decorativo, pienso que podríamos aplicarlo igualmente utilizando cualquier tipo de obra literaria, dado que podremos extraerla de la pared cuando nos convenga y proceder a su lectura. Quizá la identificación de algunos libros se haga más compleja de esta forma, pero en cualquier caso, no por eso deben emplearse libros que no vayamos a leer o nos veamos obligados a dejar de hacerlo.

Así que estos nichos en principio decorativos también pueden entenderse como estanterías originales, en las que cada libro va más allá del arte de la literatura para convertirse en arte arquitectónico. Cada uno de estos agujeros va correctamente enmarcado con cuatro listones de madera envejecida que aumenta la belleza del resultado final. Como podéis apreciar en la imagen, las portadas de libros se colocan sobresaliendo hacia afuera la mitad de sus páginas para darle un toque tridimensional y ofrecer la sensación de que están cortados por la mitad. De hecho, si no podéis cavar agujeros en la pared para crear estas estanterías y queréis aplicar esta idea con un sentido estrictamente decorativo, podéis literalmente cortar los libros para conseguir el efecto deseado, claro que de esta forma no podremos volverlos a leer…

Yo, como soy un forofo de las lecturas, da igual qué libro sea… no lo someteré a tortura. Así que me reservo esta segunda opción. Si queréis saber un poco más sobre esta idea tan original, podéis visitar la web de sus diseñadores.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...