Lo extravagante como estilo decorativo

El conocido como estilo Kitsch exagera colores y formas para dar lugar a objetos únicos

extravagante

La extravagancia y el exceso es un estilo decorativo que crea tendencia. El conocido como Kitsch se aleja hacia el extremo contrario del limpio y frio minimalismo para crear ambientes en los cuales todo es posible y el eclecticismo estético se hace con el poder. Si el minimalismo busca la máxima simplificación de las formas y la reducción total de los elementos y sus volúmenes a la más esquemática de sus facetas, el Kitsch aboga por destacar los colores y exagerar las formas para aportar a cada objeto una personalidad única y llamativa.

La elegancia es uno de los factores clave para la sencilla y casi obvia diferenciación entre el minimalismo y el kitsch ya que, en el primer caso los elementos destacan por una sofisticación altamente refinada mientras que en el segundo estilo la elegancia brilla por su ausencia y se ve sustituida por un alegre y desenfadado sentido del humor no sin falta de cierta ironía hacia la naturaleza misma de la sociedad contemporánea.

La modernidad y refinada vanguardia del minimalismo apuesta siempre por la pureza de líneas y la limpieza en formas y texturas. Por su parte, el Kitsch permitirá y fomentará la mezcla más excesiva de materiales, acabados, texturas y formas que conforman un mismo objeto. El eclecticismo no duda en adentrarse en la integración de elementos provenientes de distintos estilos para configurar uno nuevo que no discrimina entre modernidad o clasicismo y no delimita de forma férrea la disposición de los objetos dentro de un ámbito concreto. No será extraño en una decoración de estilo Kitsch encontrar objetos de cocina conviviendo con naturalidad, aunque no armonía, con la decoración del salón.

Como ocurre en todos los estilos decorativos, el Kitsch también permite una integración discreta dentro de un ambiente serio para aportar un toque de alegría, movimiento y diversión. No será necesario hacer una recopilación excesiva de objetos kitsch buscando que combinen entre ellos, sino que, de una forma algo más equilibrada, se pueden disponer algunos elementos con características de extravagante eclecticismo formal y estilístico que aporten un tono Kitsch de intensa personalidad a un ambiente calmado. Igualmente, en muchas ocasiones, el Kitsch está presente de forma involuntaria en los hogares de todo el mundo a través de objetos de imitación o creaciones comerciales propias de una cultura de fuerte influencia pop.

Imagen: Kitsch Decors

Vía: Telegraph

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...