Los Muebles Para el Jardín

Tipos y características de los muebles para jardines. Los cuatro puntos a tener en cuenta en la elección de los muebles, comodidad, estética, practicidad y durabilidad.

Los muebles de jardín, también llamados muebles de patio, son un tipo de mobiliario diseñado específicamente para uso al aire libre. Están generalmente hechos de materiales resistentes a condiciones meteorológicas como la humedad ambiental, el agua de las lluvias y la exposición al sol durante prolongado tiempo.

No solamente pueden utilizarse estos muebles en jardines, para aquellos que no tienen el privilegio de poseer grandes extensiones o un patio exterior, pueden usarlos en galerías, terrazas, balcones, y cualquier zona que esté al aire libre.

Tipos de muebles
Los muebles de jardín, a menudo, se venden como un conjunto consistente en una mesa, cuatro o seis sillas y una sombrilla. Estas sombrillas o parasoles de jardín son un tipo especializado de paraguas diseñados para proporcionar sombra del sol. Las sombrillas son apropiados para colocar adaptándolas a las mesas, comúnmente estas últimas poseen un hueco central donde se inserta la sombrilla un apoyo en la base para la estabilidad de la primera.

A través de los años se le ha dado gran importancia al diseño de los jardines como una habitación mas de nuestra casa, logrando una especie de “sala de jardín” o un comedor alternativo para temporadas de buenas temperaturas. También la inclusión de piletas y muchos factores mas han hecho surgir una variada gama de muebles entre los que se destacan diversos modelos dependiendo del fabricante y del estilo que se le quiera dar. Podemos sumar a las tradicional juego de mesa y sillas anteriormente nombrado, las reposeras, poltronas, sillones de uno o varios cuerpos, mesas laterales, juegos de comedor para exteriores, apoya-pies, butacas, tumbonas, hamacas, y una gran variedad que día a día se hace mas extensa..

Comodidad, estética, practicidad y durabilidad
En la elección de muebles para los exteriores de cualquier vivienda se tienen en cuenta tres factores determinantes: la comodidad que pueden llegar a brindar, el estilo de acuerdo al jardín, como si fuera una habitación mas de casa, la practicidad para el transporte o movilización de los muebles, y la durabilidad de los materiales, por lo que se encuentran expuestos constantemente a las inclemencias climatológicas.

Con respecto a la comodidad hay poco que decir, y depende de probar el sillón o muebles que pueda comprar, esto es algo que hacemos todos sin que nos lo digan. Si quiere agregar almohadones o cojines a los sillones y sillas para hacerlos mas cómodos, o porque el material por el que están fabricados así lo exige, puede confeccionarlos o comprarlos en materiales impermeables o retirarlos unas vez que se dejen de utilizar.



Según la estética que los muebles tienen y su relación con el medio en el que se encuentran dice mucho de nuestro empeño por mantener la homogeneidad de la decoración, incluso en este tipo de “ambiente” exterior. El estilo de los muebles puede ser el mismo de la casa y del jardín. Es indudable que la madera se lleva muy bien con el verde, también los muebles blancos. Esto, a lo igual que los muebles interiores dependen muchos de sus gustos personales y los de toda la familia.

Si el mobiliario será transportado, o protegido bajo techo en caso de dejar de usarse debe ser liviano, las cañas, mimbres, y maderas livianas permiten este tratamiento. También muebles de caños de aluminio o hierro son livianos, incluso plásticos. Además puede optar por muebles plegables, mesas y sillas, que son muy fáciles de transportar, livianos, y ocupan poco espacio, si lo que necesita es precisamente eso, espacio.

Y de acuerdo a la durabilidad de los muebles para cualquier jardín, depende mucho de los materiales con los que están fabricados, por esto mencionamos algunos de los mas usados.

Materiales de los muebles
Los materiales utilizados para la fabricación de muebles modernos en jardines, incluyen piedras, metales, vinilo, plásticos, resinas, vidrio y maderas tratadas, distintas fibras naturales, hierro y otras.

Uno de las mas antiguos materiales para la confección de muebles para jardines es el hierro forjado, con gran cantidad de labores y pintados de diversos colores, generalmente blanco. El incluir muebles de estas características sería marcar un estilo antiguo, colonial. Está demás decir que se usó este material por su resistencia. Su inconveniente, su peso. Para mantenerlo en buenas condiciones es necesario pintarlo y evitar que se oxide.

Los muebles de jardín de plástico obviamente, son impermeables, por lo que se pueden dejar a la intemperie durante todo el año. Sin embargo, el sol puede ser un enemigo, deteriorando el material. La ventaja, pueden ser fácilmente cargados para ponerlos al reparo de los elementos que lo dañes.

Los muebles de madera pueden sufrir a través de la exposición a los elementos como el agua, el aire el sol y la tierra, por tanto, necesitan ser tratados periódicamente, por ejemplo, con barniz. La teca es un material comúnmente utilizado para los muebles de jardín. Estos materiales con los que se puede tratar la madera de estos muebles contiene sílice que le hace resistente a la descomposición por hongos, muchos de los efectos de agua (como la putrefacción, la inflamación y deformación), así como los productos químicos. Hay ciertos aceites específicamente formulados para el tratamiento de maderas y así ayudarle a resistir los agentes y los efectos negativos que implica que estos permanezcan afuera por lagos periodos.

Otro de los materiales con los que se fabrican los muebles comúnmente es el aluminio. Los muebles de jardín de aluminio tienen un gran rendimiento por lo que este metal es robusto y de larga duración. Pero estos no están a salvo de la corrosión por distintos medios. Una de las propiedades del aluminio es que no se oxida con facilidad, por lo que es posible su uso en contacto con el agua, además son livianos, pero pueden resultar algo costosos.

Las fibras naturales, diferentes a las maderas, como las cañas y mimbres. Difícilmente a estos se les pueda dar una protección. Y aunque estén protegidos con un barniz o material similar su delgada estructura no es muy. Por lo que el cuidado de estos muebles debe ser mas minucioso, guardándolos bajo techo cuando no se precise de ellos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...