Love for Yellow. Ideas para decorar tu casa con amarillo

La vivacidad del amarillo aporta energía a los ambientes y fomenta las emociones positivas. Puedes combinarlo con blanco, negro, gris, morado… Busca la mezcla perfecta para ti.

Opciones para decorar con amarillo

El amarillo le da un giro radical a cualquier ambiente. En un tris rompe la monotonía. En los dormitorios brinda modernidad, si se usa en piezas secundarias. Y en los baños aporta calidez, si se escogen matices pasteles. Aunque muchos interioristas tienen el reto de diseñar zonas armoniosas con este color, te damos consejos prácticos para que hagas tus propias combinaciones.

¿Cómo agregar el amarillo en espacios interiores?

Si te gusta ese color, no dudes en emplearlo para renovar tus espacios. En esta guía te brindamos alternativas para cada rincón de tu hogar y te presentamos las mejores composiciones. No pierdas detalle y sácale el máximo provecho al radiante amarillo.

  • Vitalidad en el baño. En el baño puedes renovar las energías pérdidas mientras te relajas. Potencia ese efecto con recursos visuales. Opta por incorporar mobiliario con una concentración media de amarillo.  Si tu luz es opaca, las variantes claras quedarán de maravilla.
  • Personalidad en la habitación. Es esencial aclarar que cada elemento del cuarto debe favorecer el descanso. Por ello, resulta ideal escoger muebles complementarios en amarillo. El truco está en la mesura. Puedes incorporar destellos de esta tonalidad en las mesas de noche, en el ropero o en el tocador. Si deseas tenerlo en tus paredes, escoge la del cabecero. Así transformarás tu dormitorio sin abrumar.
  • Presencia media en el recibidor. Despliégalo sutilmente en cojines, cortinas, pinturas o piezas pequeñas. La idea es incorporar unos toques de color que resulten atractivos. No olvides que el amarillo fomenta las relaciones y emociones positivas.
  • Innovación en los cuartos infantiles. Si le huyes a los clichés, no querrás que las habitaciones de tus hijos sean de los típicos azul o rosa. Podrás pintar de amarillo una de las paredes principales o fundirlo en ropa de cama, felpudos, lámparas, cajones o sillas. Mezcla con verde, rojo o añiles en las áreas de juego y estudio, para potenciar la atención de tus niños.
  • Equilibro en zonas sobrias. En los estudios o bibliotecas prueba con muebles amarillo girasol. Es una apuesta segura cuando materiales como el cemento o el hormigón dominan la escena. Con él darás un aire renovado, fresco y moderno a sitios clásicos y sobrios.

Las baldosas amarillas están de moda

Parece una idea sacada de “El Mago de Oz”, pero lo cierto es que el amarillo llevará alegría a tu casa. Los pavimentos continuos de resina epoxi en un vibrante amarillo crearán un efecto de ensueño. Consigue un acabado actual y acogedor acoplándolo con blanco o marfiles.

Si lo empleas en el comedor o en la sala de estar, puedes sumar negro, marrón o gris. Haciéndolo de esta manera estarás creando ambientes de estilo colonial, mediterráneo o nórdico, muy agradables y estéticos. Ahora, si te consideras una persona cosmopolita, prefiere detalles con estampado animal que tengan amarillo. Los de tigre o leopardo se mantienen en la palestra. Eso sí, recuerda que de lo bueno poco. 

Esta temporada el trópico va a la cocina

El optimismo se relaciona con salud, y eso es precisamente lo que regala el amarillo. Explota la psicología de este color, aplicándolo en la cara frontal de cajoneras o alacenas. Teniendo como fondo tonos oscuros, conseguirás un acabado que fascinará a primera vista. Si tu cocina tiene una decoración rústica, mediterránea o costera, estaría bien que seleccionaras una variante intensa, similar a la de la yema del huevo.

El mostaza “inunda” los pasillos

Aporta vida y personalidad a tu recibidor, pasillo y áreas de paso. Para ello puedes unir el amarillo con colores en escala de grises. El resultado será espectacular. Ten en cuenta que los tonos intermedios de amarillo mejoran la claridad, mientras que los dorados y mostazas brindan glamour y un aire veraniego, sin importar la estación del año.

¿Con qué colores se puede conjugar el amarillo?

Muchas personas se niegan a usar el amarillo en ambientación, pues lo consideran demasiado atrevido. No hay que cerrarse a las posibilidades. Combinándolo con estos tonos le darás a tu vivienda un look de impacto.

  • Blanco. Este color es el rey de las mezclas. Junto con el amarillo dará energía y equilibrio.
  • Negro. Ayuda a diseñar estancias desenfadadas. Para los cuartos de adolescentes es una solución bastante creativa.
  • Azules. Estos compagina muy bien con el amarillo. Lo ideal es que sean suaves, para que el amarillo no pierda protagonismo.
  • Rojo y naranja. Se ven muy bien con amarillo, pero hay que tener cuidado de no exagerar. Cada uno tiene su propia vitalidad.
  • Rosado. Los matices suaves o medios del rosa y el amarillo dan una apariencia delicada y a la vez muy chic.
  • Morado. Aporta carácter y armonía cuando se trata de matices moderados o intensos.
  • Marrón. Los tonos tierra son excepcionales para el amarillo. Su elegancia cautiva desde todos los ángulos.

Ha quedado claro que el amarillo da oportunidades de renovación para cada estancia y gusto. ¿Con cuál alternativa te quedas tú?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...