Métodos para tener un dormitorio más luminoso

Si tu dormitorio es poco luminoso, no tendrás que hacer ninguna reforma. Basta con usar algunos trucos, como pintar las paredes de colores fríos e intensos, usar espejos o maximizar la luz artificial

dormitorio más luminoso

El dormitorio es una de las partes más importantes de nuestro hogar. Pasamos allí la mayor parte de nuestro tiempo y si es demasiado oscuro durante el día, podría tener consecuencias desastrosas. La mala iluminación se ha asociado con la depresión y el bajo estado de ánimo.

Eso sí, por suerte se puede aumentar la luminosidad de nuestro dormitorio sin hacer grandes reformas. Vamos a ver cómo lo podemos hacer fácilmente y así, conseguir un mejor estado de ánimo y una mayor calidad de vida.

Trucos para conseguir luminosidad en el dormitorio

Lo primero que debemos hacer es escoger un buen color para la pared. El color blanco no es tan buena idea como parece, pues puede ensombrecerse fácilmente. Lo mejor es escoger un color frío e intenso, como por ejemplo el azul, el verde o el púrpura. Además de dar luminosidad, harán que el lugar se vea más relajante.

En cuanto a las ventanas, no nos vamos a poner a hacer reformas y a añadir ventanas extras. En su lugar, vamos a aprovechar al máximo las que ya tenemos. Para ello, usa cortinas transparentes que dejen pasar la mayor cantidad de luz, además de usar revestimientos de color claro para las ventanas que ya tienes.

Si tu habitación no tiene suficientes ventanas, tendrás que añadir luz artificial para que esté mejor iluminada. Es mejor tener varias fuentes de luz que una sola, pues así se evitan las sombras. Tres fuentes de luz es una cantidad ideal, incluyendo la bombilla del techo, una lámpara en la mesilla de noche y otra que esté montada en la pared.

Un truco poco conocido para iluminar un dormitorio es usar un espejo. Normalmente se usan para dar amplitud al espacio, pero también son muy útiles para dar más luz. La razón es que refleja la luz que haya, haciendo que se reparta mejor por toda la estancia. Para aprovecharlo al máximo colócalo enfrente de la ventana que más luz natural te proporcione.

Finalmente, también entran en juego los muebles y la ropa de cama. Utiliza ropa de cama de color claro, para mantener la máxima cantidad de luz posible y evitar que se oscurezca. Así mismo, los muebles deben de hacer contraste con el color de las paredes para que quede mejor. Como las hemos pintado de colores intensos y claros, usaremos colores cálidos y poco intensos, como el blanco o el amarillo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...