Monocromo: Elegancia y relajación en un mismo estilo

Para algunos puede parecer aburrida, pero realmente es la forma más fácil y coherente de lograr un espacio sofisticado y acogedor. Aunque parta de una base neutra, la decoración monocromática permite crear una interesante gama de matices y sombras, que puede resaltar con una acertada elección de materiales y texturas. Los resultados son increíbles.

decoracion monocromo

Es posible que al escuchar hablar sobre el diseño monocromático pienses que tendrás una casa en la que cada espacio se confunda con el siguiente. Incluso, puede preocuparte que le imprima un toque “aburrido” y sin gracia a tus ambientes, pero no es así. Te sorprenderá descubrir que este tipo de decoración permite mezclar tonalidades, estampas y texturas, con resultados estéticamente muy agradables. Distinto a lo que muchos piensan, es un estilo con gran potencial que abre infinidad de posibilidades para la ambientación de distintas áreas.

Colores como el negro y el blanco siempre salen a relucir cuando se plantea una decoración en monocromo, pero también saltan a la vista los añiles, rosados, amarillos y verdes, aunque estos últimos se reservan para zonas de buena iluminación, porque dan un aspecto fresco y alegre.

Color base y acentos

En la decoración monocromática todos los elementos se complementan entre sí. Solo debes escoger un tono base, preferiblemente neutro, y a partir de allí generar una gama de colores y sombras para darle personalidad y elegancia al espacio. Si gustas, puedes añadir focos visuales con la mezcla de materiales o el uso de textiles que aporten texturas interesantes. Una excelente alternativa es combinar sillas de acabados metálicos y vanguardistas con mobiliario de madera. La fusión será sugestiva y atraerá las miradas de todos.

Sin sobresaltos con el monocromo

Enamórate de tus espacios reinventándolos con esta tendencia que sigue ganando terreno. Por su simpleza, aportará un aire de serenidad en cada rincón de tu hogar, haciendo que el tiempo en casa sea reparador. Claro, el efecto dependerá del tono base que hayas elegido. Mientras el naranja te dará una explosión de energía, el blanco te regalará elegancia y relajación.

Para las habitaciones es estupendo el monocromo, pues se ha comprobado que mejora el descanso nocturno. También funciona en los baños, la sala y la cocina. Si valoras la calma y lo apacible el modelo monocromático es para ti, pues evita la estimulación excesiva, violenta y en simultáneo. La clave es mantener la continuidad de los matices, sin importar que los patrones o estampados sean distintos.

Reflejo de la personalidad 

Por tratarse de tu hogar, es recomendable que tomes el tiempo necesario para escoger cada detalle. La decoración debe girar en torno a tus necesidades y ser ergonómica, para mayor bienestar. Debes ver ¿Qué matices o piezas se acoplan a tu carácter y forma de vida? ¿Cuáles te representan mejor? Así te sentirás a gusto con cada pieza, tono y textura que incorpores. Lo que logres será un reflejo fiel de tu personalidad.

Si hay algo que ha quedado claro con el transcurrir de los años, es que en decoración “menos es más”. Así que aunque inicialmente pienses que esta clase de ambientación carece de gracia o es poco atractiva, podrás conseguir con ella espacios sofisticados, sin que ello implique grandes cambios o remodelaciones. Lo mejor, es que no pasa de moda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...