Montar una oficina en casa

Al momento de montar una oficina en casa es muy importante tener en cuenta una serie de aspectos importantes para lograr el mayor confort y la máxima funcionalidad de los espacios. De tal modo, a continuación realizaremos un recorrido por cada uno de los aspectos más importantes con los que debemos lidiar de crear una oficina dentro de nuestro hogar.

Todo emprendimiento personal necesita de una base, de núcleo desde donde llevar a cabo todas las tareas que la actividad requiere. En fin, todo emprendimiento comercial y profesional requiere de una oficina en donde tratar con clientes, en donde trabajar y realizar las actividades necesarias. El problema es que generalmente en un principio no es muy fácil contar con los recursos necesarios como para poder alquilar o comprar una, razón por la que optamos por montar la oficina en nuestra propia casa.

Montar una oficina en casa

Hacerlo no requiere de mucho trabajo, al fin y al cabo necesitaremos algunos elementos, el mobiliario, un poco de orden y la oficina estará lista. Sin embargo, si queremos obtener realmente un buen resultado, consiguiendo un espacio en donde poder trabajar cómodamente y recibir, si es necesario, a posibles clientes o proveedores, he aquí algunos consejos muy útiles.

Lo primero al momento de montar nuestra oficina en casa es planear y organizar. La idea es determinar el espacio que utilizaremos para colocar el mobiliario y los elementos de oficina, organizándolos de modo tal que funcionen independientemente del resto de los espacios de la casa. Trabajar en nuestro hogar puede contar con muchos beneficios, sin embargo, si no tomamos algunos recaudos puede ser contraproducente. Es por eso que el consejo al organizar una oficina en casa es intentar que el espacio cuente con todo lo que podamos necesitar, evitando elementos de distracción o el simple hecho de tener que levantarnos a buscar algo a otra habitación de la casa, lo que puede, en pequeñas porciones, significar una importante pérdida de tiempo.

En la oficina en casa menos es más. Como dijimos, todo lo que necesitemos tiene que estar allí, para así evitar andar paseando por el resto de la casa. Sin embargo, no debemos olvidarnos que se trata de una oficina provisoria, razón por la que tenemos que reducir al máximo los elementos que utilicemos. De nada sirve contar con seis pares de tijeras y diez lapiceros. La idea es librarse de todo lo que está de más, ya que el desorden distrae mucho y reduce la eficiencia.

El factor más beneficioso de una oficina en el hogar es el confort que allí podemos obtener. Para lograrlo una buena alternativa es añadirle algunos toques divertidos. Elementos y colores personales para hacer que el espacio sea más acogedor, seleccionando un estilo decorativo y respetando patrones, mobiliario y cortinas que expresen esa idea.

En cuanto al mobiliario, este es otro punto muy importante. Aquí la premisa más importante a respetar es que necesitaremos espacio suficiente para colocar el ordenador y todos sus accesorios, razón por lo que al momento de adquirir el mueble, no solo tendremos que tener en cuenta el espacio con el que contamos en casa, sino también la comodidad del área de trabajo.

También es necesario establecer centros de actividades, con esto nos referimos específicamente a dividir zonas de actividades tales como: centro de trabajo (ordenador, productos de oficina, etc.), archivo (carpetas, manuales, diccionarios, libros profesionales y materiales), centro de suministros, que contiene los elementos de papelería y oficina.

Fuente: Okdecoracion
Foto: Oficina en casa por leo.prie.to en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...