Paredes a rayas, una tendencia que no pierde vigencia

Hablamos de paredes a rayas muy a menudo cuando nos referimos a los pasillos, cuando lo que buscamos es aparentar un espacio más amplio y alto, sin embargo, las paredes a rayas se con personalidad a cualquier ambiente de casa.

Hablamos de paredes a rayas muy a menudo cuando nos referimos a los pasillos, cuando lo que buscamos es aparentar un espacio más amplio y alto, sin embargo, las paredes a rayas otorgan personalidad a cualquier ambiente de casa.

Paredes a rayas, una tendencia que no pierde vigencia

Paredes a rayas, una tendencia que no pierde vigencia

Al momento de usar paredes a rayas, ya sean pintadas o bien utilizando papel de pegar, la ecuación que debemos tener siempre en cuenta es la siguiente: Rayas verticales = techo alto / Rayas horizontales = paredes más anchas. Pasándolo en limpio, la explicación es sencilla: Si pintamos paredes a rayas verticales, lo que conseguiremos es la sensación de que el techo es más alto. En cambio, si las rayas son horizontales, el resultado será una efecto visual de las paredes más anchas.

Ahora bien, ¿en qué situaciones podemos usar unas u otras rayas? En muchos. Sin embargo, hay algunos casos en los que hay que tener mucho cuidado antes de implementar rayas en las paredes. Por ejemplo, en los lugares donde solemos permanecer mucho tiempo, generalmente los empapelados o las técnicas de pintura decorativa demasiados evidentes pueden ser muy agobiantes. En los sitios de mucho transito o donde se requiere de mucha concentración no son una buena opción. Por el contrario, en zonas como el baño. el dormitorio o tal vez el salón, pueden ser más bienvenidos.

Además, otra cosa a tener en cuenta es que lo recomendable es que en la mayoría de los casos se utilice una sola pared para colocar rayas, ya sea verticales como horizontales. Aunque se puede aplicar a todas las paredes de una estancia, usando rayas sólo en una pared evitaremos recargar el ambiente.

Otra pregunta muy frecuente es el tamaño de las franjas. En ese sentido, lo que hay que tener en cuenta es que las más anchas lucen más delicadas, siempre y cuando se sepan elegir los colores. En cambio, aquellas más delgadas, que por cierto son las menos usadas, deben usarse con colores contrastantes.

En cuanto a los colores, la combinación de colores suaves con tonalidades neutras puede resultar perfecta para crear un clima apacible y delicado. Los colores intensos y complementarios o análogos originan espacios modernos y activos.

Como dijimos, las paredes a rayas es una tendencia que no pierde vigencia. El secreto está en saber combinar los colores, el ancho de las bandas y su orientación, para crear habitaciones muy originales y acogedoras.

Foto│Pinturaspalomo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...