Pensar en los más chicos y embarcarnos en un proyecto fugaz

Podemos crear dormitorios temáticos, que tengan que ver con los gustos de los más pequeños. En este post mostraremos algunas ideas y también comentaremos por qué estos proyectos tienen que estar pensados como algo pasajero.

Ideas para espacios

Ideas para espacios

A la hora de remodelar la habitación de los niños, los colores y la decoración se transforman en un problema. Queremos salir de lo habitual y tratar de brindarle un espacio divertido que lo identifique y que lo invite a disfrutarlo en toda su extensión. ¿Cómo podemos lograrlo? Una de las opciones que tenemos en la creación de dormitorios temáticos que tengan que ver con los gustos de los más pequeños. En este post mostraremos algunas ideas y también comentaremos por qué estos proyectos tienen que estar pensados como algo pasajero.

Los colores celestes y rosas son típicos en los bebés. Sin embargo, cuando crecen esos colores no siempre son los más agradables. Tengamos en cuenta algunos temas compartidos por los pequeños: Deportes, Autos, Fantasía, Películas. Muchas veces el gusto del niño se forma a partir de las preferencias de los padres por lo que estas opciones planteadas no son ni las únicas ni las más comunes dentro del género.


Por ejemplo para ambientar un dormitorio para que parezca una verdadera pista de carreras para el niño, podemos remodelar algunos muebles para que formen parte de los talleres de las pistas más famosas del mundo. La cama puede convertirse en el auto de carreras favorito, y a las paredes pueden ser pintadas o empapeladas con temas de pista, ya sea la tribuna, los técnicos, o la misma pista. De elegir pintarlas, os seguro que por mas que nuestra intención de hacerlo nosotros mismos sea muy buena, tendremos que ser cuidadosos para que el resultado sea realmente el esperado.

Dormitorio temático

Dormitorio temático

En cuanto a la fantasía de vivir en una película infantil o en un cuento de hadas, podemos realizar gran cantidad de muebles o decoraciones. La cama de una niña puede convertirse en la cama de una princesa cuando le colocamos unas cortinas en altura. O también pintar el cuarto para que parezca un palacio, y acompañarlo de elementos de fantasía o de colores acordes, que combinen con el proyecto.

Ahora bien ¿Qué sucede con nuestro gran proyecto cuando los chicos crecen? Como todos, los niños van a ir cambiando sus preferencias, la fantasía ya no es su realidad y sus gustos ya no están identificados en los resultados de nuestra iniciativa. Por eso es importante que al momento de encarar este tipo de obras no nos atemos nosotros, ya que deberemos cambiarla en un abrir y cerrar de ojos.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...